5 lugares sorprendentes para bañarse

Baños de barro del Volcán Totumo en Colombia

España tiene la suerte de ser un país con playas y costas maravillosas pero hoy vamos a alejarnos, un poco, de esos lugares más familiares para todos nosotros y vamos a ir a bañarnos a sitios insospechados y originales a lo largo y ancho de la geografía mundial…

1 -Empezaremos el viaje en Islandia, en un bonito lugar llamado Blue Lagoon. ¡Hemos encontrado un Lago Azul algo menos cálido que el original pero con el mismo encanto! Se puede descansar en este lugar paradisíaco al suroeste de la isla no me lejos de Reykjavik. Es un complejo termal con una oferta muy completa tanto de servicios relacionados con salud y belleza a través del agua como de lugares para tomar algo o comer admirando las vistas del entorno. El centro es un lago artificial de aguas cálidas de más de 200 m de largo que sigue el camino de una antigua lengua de lava y sus aguas geotérmicas son ricas en sales minerales y silicios pero también en algas lo que da ese color tan singular al lago. Pasar unas horas en este lago es una experiencia inolvidable.

Lago central del Spa Blue Lagoon en Islandia
Lago central del Spa Blue Lagoon en Islandia

2 -Después de habernos relajado un poco en esas aguas cálidas, vamos a viajar hasta un lugar muy peculiar llamado Hot Water Beach en Nueva-Zelanda. ¿Quién no ha soñado con un jacuzzi privado que pueda aparecer donde queramos? Un sueño convertido en realidad para todo aquel que haya decidido pasar las vacaciones en la playa de Hot Water y tenga una pala y un cubo a mano, ¡se puede coger la del niño un ratito si es necesario! Basta con cavar un agujero un poco profundo y en unos minutos ya tenemos un jacuzzi privativo, a orillas del Océano Atlántico y con un agua que puede llegar a tener hasta 64 º de temperatura. ¡Recomendamos mezclar con agua de mar para no salir cocinado y listo para adornar algún plato típico de la zona!

Playa de Hot Water en Nueva Zelanda
Playa de Hot Water en Nueva Zelanda

3 -Seguiremos a remojo pero esta vez en el Volcán de Totumo en Colombia. Aviso, quién sueñe con baños de agua cristalina y sensación de limpieza : abstenerse. En este caso nos encontramos en un baño de barro de color gris y de textura sedosa en el que tenemos que meternos hasta quedar rebozados como croquetitas listas para freír y a cambio nos prometen un beneficio real sobre nuestros reumatismos, úlceras de piel o artritis. ¡¿Porque no?! Además esto también nos da la ocasión de poder contar a la vuelta que nos hemos metido en la boca de un volcán lo que enseguida subirá nuestra imagen de viajero aventurero. ¡Eso si, es recomendable ponerse alguna pulsera identificativa porque al salir de este baño de belleza todos somos estatuas grises difíciles de diferenciar unas de otras! Después de la experiencia uno puede limpiarse en un río cercano.

Baños de barro del Volcán Totumo en Colombia
Baños de barro del Volcán Totumo en Colombia

4 -Ahora vamos a intentar quitarnos la tierra, ceniza y barro acumulados trasladándonos hasta Samoa y su famosa fosa de To Sua. En el pueblo de Lotofaga en la Isla de Upolude la fosa de To Sua es literalmente un agujero de más de 30 metros de profundidad en un antiguo volcán. Se accede por una empinada escalera de madera no apta para los que padecen vértigo pero un baño en ese entorno de cuento merece cualquier sacrificio!

Fosa de To Sua en la Isla de Samoa
Fosa de To Sua en la Isla de Samoa

5 – Para llegar hasta la playa de Gulpiyuri y terminar nuestro viaje, tendremos que volver a España, en concreto a Llanes en Asturias. Allí nos espera una de las playas más recónditas y con más encanto de todo el país. Este arenal de apenas 50 m de largo tiene la peculiaridad de nacer en medio de un típico paisaje de montes asturianos ya que el agua de mar llega a través de un tunel en medio de las rocas. Ha sido declarado Patrimonio Natural es es toda una experiencia caminar por sus rocas y oír bajo los pies el ruido que hace el agua de mar al correr por los “bufones” o tuneles dentro del monte.

32358278954_0494d1af06_k
La playa asturiana de Gulpiyuri – España

Creo que ya hemos sido bastante originales para bañarnos hoy así que podemos descansar un poco hasta imaginarnos en nuestro siguiente descubrimiento vacacional. ¡Hasta muy pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *