crucero

Cada vez son más los viajeros que escoger la opción de un crucero para viajar por la comodidad, los servicios que ofrece el barco y por la posibilidad de conocer varios países sin tener que hacer y deshacer maletas continuamente. Sin embargo os voy a dar algún consejo para optimizar al máximo vuestras vacaciones y escoger el crucero ideal para vosotros.

1 – En primer lugar hay que tener muy claro lo que se quiere ver durante el crucero : si lo que se quiere es cambiar totalmente de ambiente conocer playas de folleto con arena blanca y anocheceres espectaculares entonces tienes que apuntarte a un crucero por el Caribe. Si te gustan unos paisajes más agreste y salvajes, nada cómo adentrarte por los Fiordos Noruegos y disfrutar de estos acantilados sobre el mar. ¿Y qué decir de algún crucero que se acerque a la Patagonia o a las costas de Canadá? Ahora si lo que os gusta es sobretodo conocer ciudades lo mejor es empezar por un crucero por el Mediterráneo para visitar la cuna de nuestra civilización o hacer un recorrido por Ciudades Bálticas que nos permitirá conocer muchas ciudades del Norte de Europa.

2- ¿Cuál es el tipo de camarote más adaptado a tus gustos? En este caso la respuesta parece evidente, ¡el mejor! Si no existieran las restricciones de presupuesto pues todos escogeríamos una suite con jacuzzi, balcón etc… Bueno, pues aunque esto parezca la mejor opción de todas, vamos a matizar un poco… Dejando a parte el tema del precio también hay que tener en cuanta algunas cosas antes de decidirse por una camarote interior u otro exterior. Si uno quiere disfrutar de la navegación y sentir el mar cuanto más cerca mejor entonces evidentemente mejor coger un camarote con balcón para tener siempre claro que uno está en un hotel sobre las aguas. Sin embargo,otras personas pueden preferir un camarote interior si necesitan estar completamente a oscuras para dormir por ejemplo… Quizás parezca curioso pero si uno hace un crucero por el norte de Europa y coincide en el periodo llamado de las “Noches Blancas” esos días donde tan apenas se pone el sol, puede ser un verdadero quebradero de cabeza conciliar el sueño. ¡Lo digo por experiencia! Así que no dejemos de lado los camarotes interiores que pueden tener sus ventajas.

Camarote exterior con dos camas

Camarote exterior con dos camas

3 – ¿Quieres pagar de una vez por todas y no preocuparte de nada más? Entonces sin duda la mejor opción es un crucero T.I donde no te tendrás que preocupar ni de los 7 cafés que sueles tomarte al día, ni de ese digestivo con el que te gusta terminar las comidas. Las navieras suelen proponer también paquetes de bebidas muy ventajosos para todos aquellos que quieren disfrutar sin contar. Sin embargo, si sois como yo y solo bebéis agua (si, si , hay gente así…) pues realmente os merece más la pena pagar la botella de agua que vais a pedir durante las comidas y ya está. Como siempre es cuestión de pensar en la opción que más se adapta a vuestros gustos y necesidades.

4 – Y como siempre, lo mejor es pensar también en los niños : ¡si ellos están bien los padres también! Merece la pena comparar las actividades de los barcos, además de la posibilidad de escoger un crucero Disney, todos los barcos ofrecen una gran variedad de actividades para los más pequeños. La mayoría de los cruceros tienen clubs adaptados para las edades de cada uno e incluso es posible dejarlos en el barco durante alguna escala si son muy pequeños y no van a disfrutarla : Dubrovnic es un joya pero quizás es difícil valorarla con 5 años de edad y una temperatura estival de 30 grados a la sombra…

5 – Y por último pensad también en lo que os apetecería encontrar al llegar a vuestro barco. Si queréis un barco de dimensiones reducidas aunque ofrezcan menos servicios porque lo que os interesan son las visitas en tierra firme, escoged un crucero fluvial donde vais a disfrutar mucho más.  Si lo que queréis es estar en una verdadera ciudad en el mar con una oferta infinita de servicios, ocio, espectáculos no dudéis en probar los barcos de la compañía Celebrity, os encantará.

Sean los que sean vuestros gustos, viajar en un crucero siempre va a ser una excelente idea para disfrutar de unas vacaciones inolvidables. ¡Levando anclas!