Carreteras luminosas en los Países Bajos

Carreteras luminosas en los Países Bajos

Hoy os voy a contar una curiosa iniciativa holandesa que además de ser probablemente útil para los conductores será sin duda estéticamente muy acertada.

Daan Roosegaarde (director de Studio Roosegarde y encargado de la gestión de infraestructuras del grupo Heijmans) es el impulsor de este proyecto y comenta que estaba una noche al volante de su vehículo y empezó a pensar que con los millones que se invertían en la construcción de las carreteras era curioso que nadie se preocupara de mejorar la visibilidad de la propia carretera, de su asfalto.

De este pensamiento nació un proyecto que ganó el premio al Mejor Concepto Futuro en los premios de Diseño Holandés. Este estudio ha permitido desarrollado un polvo foto-luminiscente que reemplazará las marcas viales y que absorberá la luz solar para devolverla durante la noche a lo largo de más de 10 horas.

Además de permitir ver mejor la carretera se prevé utilizar diseños diferenciados para avisar de incidencias de tráfico como por ejemplo dejar a la vista el dibujo de copos de nieve cuando la temperatura baje por debajo de ciertos grados para avisar a los conductores que el suelo puede estar resbaladizo. La idea no es solo usar los métodos más sostenibles de iluminación, lo que los hace más seguros y eficientes sino pensar a la vez en mejorar el diseño de las carreteras igual que siempre se ha tratado de mejorar el diseño de los vehículos.

En conjunto el estudio cuenta con alrededor de 20 ideas que se irán poniendo en marcha primero en la región de Brabant (Países Bajos) a partir de mediados de 2013 e irán extendiéndose al resto del país. Ya son numerosos los países que están interesados en esta innovación como la India donde son muy comunes los apagones y que ve en estas carreteras inteligentes un modo eficaz de paliar el problema evitando muchos accidentes de tráfico. Otros países están interesados sobre todo en el ahorro de energía que conllevaría no tener que iluminar de forma tan intensa ni tantas horas la red de carreteras de sus territorios.

Dejaremos que el propio Roosegaarde tenga la última palabra :” Siempre imaginé que la tecnología tenía que saltar fuera de nuestras pantallas y pasar a formar parte de nuestro entorno… mucha gente me ha dicho a lo largo de mi vida que lo que yo planteaba no era realizable y yo he dedicado mi tiempo y mi trabajo en demostrar que estaban equivocados“.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *