Categoría: Ciudades y países

Descubre Barcelona con Barcelona Smart Moving

Descubre Barcelona con Barcelona Smart Moving

tmb-lapedrera-0937a

Siempre que queramos descubrir una ciudad tenemos que planearlo todo muy bien para ver lo máximo posible rentabilizando el tiempo. Para ello solo hay un método eficaz : tener perfectamente controlado el tema de transportes y desplazamientos. Si vuestra meta es visitar Barcelona entonces lo tenéis mejor que en cualquier otro lugar porque podéis recurrir a la página de Barcelona Smart Moving que os facilita al máximo la planificación de la visita.

Para centrarnos un poco, quizás lo mejor sea empezar con un tour panorámico para ubicar un poco los diferentes monumentos y lugares de interés. En Barcelona hay 3 rutas que nos permiten conocer 3 aspectos diferentes de la ciudad. La ruta azul que, desde la Plaza Cataluña traza un recorrido circular entre las obras más destacadas de la arquitectura modernista catalana y el centro de la ciudad : La Casa Battló, la Pedrera, la Sagrada Familia el Parque Güell…etc… La ruta roja, además de darnos a conocer el Barrio Gótico también nos llevará hasta el teleférico del Montjuic o el Pueblo Español. Y para terminar, la ruta verde que nos lleva desde el Puerto Olímpico de paseo por la Barcelona más marítima llegando a la playa de Bogatell, Poblenou y el barrio del Forum.

Una vez hayamos deambulado por la ciudad siguiente las completísimas rutas del autobús turístico, yo os aconsejo coger un abono de transportes para volver a los sitios que más os hayan gustado y llegar a todos los rincones de Barcelona. En metro o en autobús metropolitano podéis alcanzar por ejemplo los mejores museos de la Ciudad Condal, entre los cuales os recomiendo descubrir : el CCCB, en la antigua casa de la Caridad, un referente de la cultura contemporánea tan brillante en sus exposiciones habituales como en las temporales, La Fundación Antoni Tapiès situada en un precioso edificio modernista del arquitecto Domènech i Montaner o ¿por qué no? el Museo Marítimo de Barcelona instalado en unas atarazanas del siglo XIII ilustra magníficamente la historia de Cataluña y del mar con réplicas de naves o instrumentos de navegación.

¡Con esos pequeños consejos estoy convencida que sacaréis el máximo provecho de vuestra estancia en la preciosa ciudad de Barcelona!

tmb-telefe%e2%95%a0uricmontjui%e2%95%a0ec-3330-1

10 visitas gratuitas en Londres

10 visitas gratuitas en Londres

No sé si cambiará algo con el Brexit pero una de las características de Londres es la de ser una ciudad muy cara, plantearse una escapa a Londres siempre supone un gasto importante por lo que merece la pena planear alguna actividad gratuita. Para ayudaros en esta ardua os voy a proponer algunas de las que me parece más interesantes y si vosotros conocéis otras, ¡no dudéis en hacérmelo saber!

1 – Voy a empezar por la más evidente de todas : el Relevo de la Guardia en Buckingham Palace. ¿Quién no conoce el cambio de guardia más famoso del mundo? Se lleva a cabo diariamente a las 11h30 de la mañana de mayo a julio y  el resto del año tiene lugar en días alterno (generalmente días impares) salvo los días de lluvia en los que el “espectáculo” suele ser cancelado. Sé que es muy “tipicamente típico” pero alguna tradición hay que seguir de vez en cuando y, de todas formas si vais con niños, ¡les encantará!

Relevo de la Guardia en Buckingham Palace - Londres
Relevo de la Guardia en Buckingham Palace – Londres

2 – El Victoria and Albert Museum, (¡V & A para los íntimos!) es unos de los museos más bellos dedicados a las Artes Decorativas y a las Bellas Artes de los orígenes hasta la actualidad. Merece la pena visitarlo por algunas piezas únicas de la colección cómo la nave Burghley del siglo XVI, el tapiz de Arbibil… pero también por el propio museo, un edificio realmente precioso, y las numerosas actividades lúdicas que ofrecen a lo largo del año.

Es también el mejor sitio para admirar una excelente colección de mobiliario británico y europeo con más de 200 piezas de la Edad Media hasta nuestros días y algún ejemplo de muebles americanos y asiático. Entre los artistas contemporáneos no os perdáis las obras de Eileen Gray, Ron Arad o Tom Dixon.

Hall del Victoria and Albert Museum - Londres
Hall del Victoria and Albert Museum – Londres

3Una pagoda de la Paz en medio de Londres : inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial, un artista Japonés llamado Nichidatsu Fujii inspirado por unas conversaciones con el Mahatma Gandhi decidió promover la idea de la No Violencia a través del mundo. Para ello decidió construir numerosas “pagodas de la paz” en los cinco continentes para instar a los pueblos a escoger el camino de la comprehensión y la paz en los años venideros. En el caso de la pagoda de Londres, el edificio está en un claro de Battersea Park y su budha de oro mide más de 3 metros y se necesito la dedicación de 50 monjes japoneses durante 11 meses para culminar su construcción. Para la anécdota, justo al lado podéis ver la famosa fábrica eléctrica de Battersea. ¿Famosa, por qué? ¡Porque sale en la portada del disco de los Pink Floyd “Animals”!

La Pagoda de la paz - Battersea Park - Londres
La Pagoda de la paz – Battersea Park – Londres

4 – Hunterian Museum : es decir el Colegio Real de Cirugía, nada menos. De hecho al llegar no parece un museo sino una facultad, lo que es, y será un regalo para todos los fans del Doctor House o Anatomía de Grey. Ofrece muchas actividades en relación con el cuerpo humano y siempre os encontraréis con alumnos recreando partes del cuerpo con un tipo de plastilina especial o dibujando vísceras y órganos tomando cómo modelo especímenes reales conservados en formol. Huelga decir que se recomienda a los corazones sensibles obviar la visita porque puede ser que sus estómagos no lo resistan. Para todos los demás, disfrutad de la visita y aprenderéis muchas cosas sobre el cuerpo humano y su funcionamiento!

Hunterian Museum. Sala de muestras
Hunterian Museum. Sala de muestras

5 – Visitar el Borough Market sería otro imprescindible de Londres. Una de las cosas que nunca me pierdo cuando viajo al extranjero es una visita a un mercado local y Londres no es una excepción. Borough Market es seguramente el mercado alimentario más atractivo de Londres con sus 160 puestos que ofrecen productos de la tierra tanto como otros mucho más exóticos. Las malas lenguas dirán que es sorprendente que con tan buen género los ingleses tengan una gastronomía… digamos… ¡ tan poco interesante! Sé que a todos nos gusta el “fish and chips” pero tampoco es para echar cohetes en cuanto a creatividad y sabor. Sin embargo sí que os aconsejo visitar este mercado a la hora de la comida porque ademas de los puestos de productos frescos también hay otros muchos que ofrecen comida preparada y allí podréis dar literalmente una vuelta al mundo. Desde Escocia y sus “deliciosos huevos escoceses” (¡cuyo origen parece ser londinense y no escoceses por cierto!) o la India con raciones de samosas o su delicioso bhelpuri, un aperitivo hecho a base de arroz, verduras y salsa de tamarindo picante. Incluso si tenéis algo de suerte, os cruzaréis con Jaimie Oliver grabando alguno de sus numeroso programas para televisión.

Una panaderia en el Mercado de Borough - Londres
Una panaderia en el Mercado de Borough – Londres

6 – Hablando de televisión ¿y si asistimos a una grabación en directo de un programa de la BBC? Podéis hacerlo gratuitamente mandando una solicitud al programa que os interese desde la web de la BBC o desde cualquier empresa que se dedique a la venta de espectáculos. Lo ideal es hacerlo con algo de antelación porque las dan según disponibilidad y si escogéis un programa muy popular es más difícil conseguir un hueco. Os reconfirmarán por mail el día y hora de la grabación y una vez vuestra entrada en la mano solo recomendaros que lleguéis prontito para aseguraos una plaza sentada en el teatro o estudio de grabación.

Estudio de grabación de la BBC en Londres.
Estudio de grabación de la BBC en Londres.

7 – Y ahora nos toca visitar la British Library, es decir la Biblioteca Británica. La Biblioteca Nacional del Reino Unido es una de las más grandes del mundo y su visita es completamente gratuita. Este impresionante edificio situado en Euston Road recoge más de 150 millones de libros entre los cuáles figuran todos aquellos que sean publicados en el el Reino Unido o Irlanda Muchos manuscritos y documentos antiguos de gran valor histórico están expuestos en la Galeria John Riblat que forma parte de la biblioteca y también es gratuita. Entre estos documentos se pueden admirar los Manuscritos de Beowolf, un original de los Cuentos de Canterbury y la Carta Magna. Y si os gustan los libros y los mundos que van creando siempre podéis daros una vuelta al salir por la cercana estación de King Cross desde donde sale el famoso Express 5972 con destino a Hogwarts  con su pasajero más prestigioso a bordo : Harry Potter.

Curioso banco en la British Library
Curioso banco en la British Library

8 – Vamos a impregnarnos de cultura en la Somerset House. Este bellisimo edificio fue el antiguo palacio de los reyes ingleses, y hoy se ha convertido en un inmenso centro cultural con varias galerías de arte gratuitas y también visitas guiadas (gratuitas) muy dinámicas y que gustaran hasta a los niños habitualmente poco amantes de este tipo de “entretenimientos”. Solo por su arquitectura, la casa Somerset House merece la visita, este amplio edificio neo clásico posee además una amplia plaza interior donde se pueden ver chorros de agua durante el verano y patinar en su pista de hielo durante el invierno. Durante las visitas podréis conocer el interior de este palacio, con sus escaleras majestuosas y sus vistas sin igual hacía el Támesis. Cuenta también con una colección muy interesante de cuadros impresionistas y post impresionistas con obras de Manet, Cezanne, Van Gogh, Kandinsky

Escalera Nelson - Somerset House - Londres
Escalera Nelson – Somerset House – Londres

9 – Seguiremos nuestro paseo visitando el Parlamento. Este edificio es seguramente la estampa más reconocible de la ciudad de Londres, su silueta gótica sobre las aguas del Támesis es el símbolo de la ciudad y es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 1.987. Habitualmente solo se puede ver el Parlamento con visitas guiadas pero podéis solicitar gratuitamente asistir a los debates de las cámaras desde la galería especialmente habilitada para el público. Sin embargo no os será posible visitar la Elizabeth Tower (más conocida con el nombre de Big ben) ya que para ello es necesario vivir en Londres y solicitar directamente la autorización de visita por Internet al Miembro del Parlamento que represente tu distrito.

Palacio de Westminster - Londres
Palacio de Westminster – Londres

10 – Y terminaremos el día con un espectáculo en el Scoop. En la South Bank del Támesis, justo al lado del Tower Bridge, un precioso anfiteatro que ofrece totalmente gratis obras de teatro, conciertos o proyecciones de películas para un aforo de hasta 800 personas con lo cuál es bastante fácil conseguir un lugar sentado en el recinto. En verano es un lugar realmente bonito para asistir a eventos viendo todas las luces de la ciudad y teniendo al Tower Brige iluminado como telón de fondo. Además desde allí la vista sobre la Torre de Londres y el ondulante edificio GLA, diseñado por Norman Foster, es inmejorable así que no olvidéis las cámaras de fotos si os acercáis hasta él.

Vista del Tower  Bridge y del edificio GLA desde las gradas del Scoop
Vista del Tower Bridge y del edificio GLA desde las gradas del Scoop

Con este lugar termina mis post sobre cosas gratis que se pueden hacer en Londres pero ya sabéis que podéis sugerir cualquier actividad y lo añadiremos a las ya expuestas. ¡Feliz viaje a Londres!

Visitar Munich

Visitar Munich

Marienplatz - Munich
Marienplatz – Munich

Munich no es realmente el primer destino que viene a la cabeza cuando hablamos de Alemania ya sabemos que Berlín es el que se lleva toda la fama y está muy de moda. Sin embargo es una ciudad que os recomiendo conocer y apreciar como yo tuve ocasión de hacerlo. Vamos a situarnos : Munich está en la región de Baviera. ¿Seguimos un poco perdidos? “Sissi”, “Sonrisas y Lágrimas”… ¿Ya nos vamos centrando? Seguro que si! Efectivamente Munich está en medio de esos paisajes alpinos de las películas de nuestra infancia en medio de altos pinares, cimas nevadas y lagos de aguas cristalinas ¡y doy fe que es tal cual nos los han presentado toda la vida! De momento, de todas formas, no me voy a ir a recorrer Baviera sino que voy a empezar hablándoos solo la ciudad.

Munich está situado al sur de Alemania a casi 600 km de Berlín, a otros tantos de Düsseldorf y a unos 370 km de Estrasburgo, es la capital de la Baviera pero la mayoría la conocen por ser la capital de la cerveza durante la Oktoberfest que se celebra cada año con un éxito inalterable.  Es la segunda ciudad de Alemania más visitada después de Berlín y se le ha denominado a menudo “la capital secreta de Alemania“, es una ciudad muy apreciada tanto por su numerosos monumentos construidos durante el siglo XVIII, joyas del arte rococó, cómo por los edificios del siglo XIX cuando la ciudad adopta el estilo neo clásico tal cómo se puede observar en la Königsplatz triste escenario de muchas de las grandes reuniones militares de Hitler de las que hablaremos más adelante.

Vamos a empezar nuestro paseo por la ciudad ¡así que sigan al guía que empezamos la visita!

Marienplatz de Munich - Alemania
Marienplatz de Munich – Alemania

Ya que estamos, vamos a ir directamente al centro de la ciudad con una visita de la Marienplatz, el verdadero corazón social e histórico de la ciudad. Esta amplia plaza acoge algunos de los monumentos más conocidos de Munich cómo el espectacular Rathaus, es decir el Nuevo Ayuntamiento. Este edificio, bastante reciente, se construyó en el siglo XIX, destaca sobre todo por su imponente torre que culmina a 85 metros por encima de la plaza. Es un edificio que por su fachada muy labrada y por la presencia en su centro de un enorme torreón no dejará de recordaros muchas plazas flamencas como la Grand Place de Bruselas. En su punto más alto podremos ver la figura del “Münchner Kindl” o “niño de Munich”, un pequeño personaje vestido con un ropaje de monje que suele representarse de color negro con líneas amarillas y amplia capucha. Hoy en día es un atuendo que se ve a menudo en fiestas bávaras y que sirve para recordar que Munich, antes de ser una ciudad fue simplemente un monte que albergaba un monasterio y se referían a su localización como “Kloster von Mönchen”, el “monasterio de los monjes”, de Mönchen a Munich solo había un paso

Autómatas del reloj del Ayuntamiento de Munich - Alemania
Autómatas del reloj del Ayuntamiento de Munich – Alemania

El principal atractivo de la plaza sin embargo es el conjunto de autómatas que se pone en movimiento cuando suenan las horas en el reloj de la torre del ayuntamiento. En la parte superior está representado el torneo organizado en honor de la boda del Duque Guillermo con María Jacoba de Baden donde vemos dos caballeros embestir el uno contra el otro hasta que uno de los dos acaba desarmado y casi desmontado del caballo. Y en la parte inferior asistimos al baile de los toneleros celebrando el final de una de las numerosas epidemias de peste que asoló la ciudad durante la Edad Media. Quizás no os suene de nada el nombre de Guillermo IV de Baviera pero sin embargo le debemos la ley de regulación de la pureza de la cerveza, promulgada el 23 de abril de 1516 indicando que sólo podría utilizarse en su composición tres elementos : cebada, lúpulo y agua. Esta regulación permaneció en vigor hasta su abolición en 1986, al ser sustituida por regulaciones de la Unión Europea.

En el edificio del ayuntamiento también tenemos que destacar un restaurante un poco particular, el Rastkeller, no podéis pasar de largo porque se entra desde la plaza y también desde otras dos calles que circundan el ayuntamiento. Es un inmenso restaurante abovedado, situado en los bajos del edificio oficial decorado con colores suaves y techos pintados de guirnaldas de flores y motivos bucólicos. Ofrece desde hace 130 años, una cuidada cocina bávara y de Franconia, nada ligera ya os aviso, con un sinfín de posibilidades de elegir y muchas opciones vegetarianas lo que no viene mal en un país con tantos productos cárnicos. Para que os hagáis un pequeña idea os incluyo la carta en español por eso de ir haciendo boca!

Haciendo un pequeño paréntesis culinario os diré que pensaba que sería muy difícil encontrar otra cosa que salchichas y carne en Alemania pero realmente hay bastante oferta de productos sin carne o totalmente vegetarianos. Fue una sorpresa para mi oír contar a nuestro guía que bajo el Tercer Reich existió el proyecto de convertir a Alemania en un país completamente vegetariano, una transición que iba a ser llevada a cabo por Goebbels cuya faceta de “nutricionista” no era la que más conocía de él… En los planes de Goebbels estaba previsto que en 1956 todo el territorio alemán sería vegetariano y no se podría ya ni vender ni comprar carne. Afortunadamente, el Reich de Hitler no duró tanto tiempo por lo que este proyecto no llego a concretizarse pero si que existe una amplia parte de la población alemana que ha adoptado un régimen alimenticio vegetariano, ¡además eso no les impide la ingestión de cerveza así que perfecto!

Detalle del Nuevo Ayuntamiento de Munich - Alemania
Detalle del Nuevo Ayuntamiento de Munich – Alemania

Para tener la mejor vista panorámica de Munich os aconsejo subir a una de las torres de la Iglesia de San Pedro, el Alte Peter (Viejo Pedro), la más antigua iglesia católica de Munich y fiel compañera de los muniqueses a lo largo de la historia. Desde sus terrazas se puede disfrutar de una vista espectacular sobre la plaza y su incesante ir y venir de turistas y autóctonos. Eso si, ¡ánimo que son 320 escalones!

También muy cerca de la Marienplatz podemos visitar la Frauen Kirche o Iglesia de las Mujeres, actual catedral de Munich, llamada “la catedral de las mujeres” porque dicen que las cúpulas de sus dos torres parecen pechos (!). Os dejo juzgar por vosotros mismos en vuestra próxima visita si se merece tal apelativo… El caso es que este edificio tiene una leyenda muy curiosa, dicen que el arquitecto, Jurg von Halsbach, contó con la ayuda del Diablo para conseguir levantar la iglesia y que este solo le puso una condición : el edificio no debía tener ni una sola ventana. Al final de la obra, el Diablo se asomó a la entrada y vio que, efectivamente, ni una sola ventana venía a romper la superficie de las naves laterales. Sin embargo, al poco tiempo, llegó a oídos del Diablo que había sido engañado vilmente por un pobre mortal así que volvió a la catedral pero esta vez se dio cuenta que, desde la puerta principal, los altos ventanales quedaban disimulados por los pilares que separan la nave principal de las naves laterales. Enfurecido por haber sido engañado, el Diablo desapareció no sin antes haber dejado la marca de su pie en el suelo al dar una fuerte patada de rabia. Huella que todavía podréis ver si visitáis Munich…

Viktualienmarkt - Puesto de frutas y verduras - Munich
Viktualienmarkt – Puesto de frutas y verduras – Munich

Desde allí, os aconsejo que os acerquéis (¡y os quedéis para toda la vida incluso!) en el Viktualienmarkt, es decir el “mercado de las vituallas” uno de los mercados más acogedores y auténtico de la capital bávara y seguramente de Alemania. Este mercado muy céntrico ofrece todo lo que uno puede comprar para cocinar en casa pero también una oferta muy amplia de los mejores productos de la gastronomía alemana para tomar dando una vuelta por los puestos. Allí se puede tomar el “Obadza” una mezcla muy curiosa de varios quesos con cebolla y pimentón que se sirve junto a los famosos bretzels, toda clase de salchichas, sobre todo la salchicha blanca (emblema de Munich) que hay que tomar antes de la 11h de la mañana y codillos churrascados servidos con la omnipresente ensalada de patatas. Todo ello por supuesto se puede tomar con una amplia jarra de cerveza a la sombra de los árboles del Biergarten (literalmente jardín para beber cervezas). En el centro del mercado unas largas mesas de madera acogen a todo aquel que quiera descansar un poco viendo el ajetreo del mercado. Y para los piensen que solo van a poder comer carne de cerdo y sus derivados, les recomiendo que se acerquen hasta el Nordsee (nada que ver con el de Bruselas) para ver el espectacular escaparate que ofrece este self service especializado en pescados y mariscos, desde sushis a ensaladas de mariscos pasando por brochetas de moluscos y pescado con salsa o rebozados, es un verdadero paraíso para los amantes de peces y mariscos. Tiene una presentación de los más esmerada y hasta yo, que soy una gran carnívora, probé algunos de los platos que ofrecían. ¡Todos buenissimos!

Aunque pueda parecerlo por mis comentarios, no solo hay puestos de comida en el mercado, también venden productos artesanales, decoraciones para el hogar, algunos artículos de ropa y, en Navidad, también muchas decoraciones para abetos hecho de madera labrada, telas decoradas o entramados de mimbre. También tienen puestos de flores todo el año que llenan la plaza de colores y olores lo que no viene nada mal para escapar un poco de la tentación de la comida! Y en medio de la plaza no puede faltar uno de los puntos de referencia más habituales de los pueblos de Baviera : el Maibaum que reina en medio del Biergarten. Es lo equivalente en Alemania a nuestra fiesta del 1 de mayo y se trata de levantar un poste, generalmente en el lugar más céntrico de la ciudad, habitualmente en los mercados que se adorna con los colores de Baviera y los escudos de las corporaciones artesanales de cada pueblo. Además esa costumbre al llegar la primavera es también la ocasión para el pueblo de lucir toda sus riquezas a nivel de gremios, talentos artesanos y cantidad de tiendas diferentes para que lo vea todo visitante que se acerque a sus calles.

Bandeja de quesos en el Biergarten del Vitulienmarkt - Munich
Bandeja de quesos en el Biergarten del Vitulienmarkt – Munich

Después de tanto picoteo, solo os puedo recomendar seguir el paseo hacia la Residenz. Construida en 1835 cómo la “modesta” residencia de los Wittelsbach, estos fueron transformándola durante los años en el palacio urbano más grande de Alemania, una lujosa residencia con diez patios y más de 130 habitaciones. Se puede visitar parte del complejo pero las estancias más interesantes me parecen las siguientes :

– El Teatro Cuvilliés : esta joya rococó se construyó entre 1751 y 1755 y a pesar de haber sido destruido casi totalmente durante la Segunda Guerra Mundial, ha sido totalmente restaurado y merece la pena visitarlo.

– El Antiquarium, seguramente una de las salas más impresionantes que he visto en un castillo, y estamos en la tierra de los Castillos de Luis II de Baviera. Esta estancia renacentista se construyó para albergar la antigua colección de frescos de Alberto V. Entrar en sus muros deja literalmente con la boca abierta cómo se puede ver en la foto que ilustra el post.

 – El Tesoro : sobre todo interesante si os apetece saber algo más de la familia Wittelsbach ya que se trata en su mayoría de piezas recogidas  por la familia y que empieza en 1565 durante la vida del Duque Alberto V. Se puede ver en esa colección las insignias reales y las joyas de la familia desde la Edad Media hasta el clasicismo.

Tomaros el tiempo de disfrutar de la visita y reservad unas cuantas horas para disfrutar al máximo de este edificio que recoge 4 siglos de arquitectura y de historia de la mayor familia de Baviera.

Sala del Antiquarium - Residenz - Munich
Sala del Antiquarium – Residenz – Munich

Si queréis seguir paseando, podéis pasear por la Neuhauserstrasse una de las calles más comerciales de Munich o la Kaufingerstrasse dos calles peatonales que se unen prácticamente en una y que acogen las tiendas de moda para jóvenes cómo Zara, HM, Esprit… o los almacenes de lujo Oberpollinger donde se oye sobre todo hablar ruso y árabe. También son calles que, cuando cierran las tiendas son el escenario favorito de cantantes de itinerantes y de grupos de actuación que merece la pena oír y ver porque suelen ser unos interpretes con mucho talento. Aunque si os toca en invierno quizás os apetezca más hacer shopping en las galerías subterráneas de Karlplatz, que al igual que en Montreal pretende ofrecer espacios comerciales bajo tierra muy animados para todo aquel que prefiera no pasar frío durante los duros inviernos alemanes.

¿Llevamos mucho tiempo sin beber ni comer verdad? Pues para terminar el día os propongo dos opciones, una muy popular y muy ruidosa y otra igual de popular pero bastante menos ruidosa.

La primera la Hofbrauhaus, proveedora desde 1589 de la Weissbier para la familia Wittelsbach según ordenes del mismisimo Duque Guillermo V de Baviera. Fue abierta al público en general en 1828 y la fábrica de cerveza propiamente dicha se traslado a la afueras de la ciudad. El hall principal puede recibir 1.500 personas y la sala del entresuelo a casi 1000 (¡cuando pienso que mi pueblo tiene 3.000 habitantes!) y ha sido la sede de numerosos acontecimientos históricos cómo la proclamación de República Soviética de Baviera en 1919 o la proclamación por Hitler de algunos de los puntos de su política que regiría el Partido Nazi hasta su prohibición. Hoy es una inmensa cervecería de tipo neo-gótico decorada con frescos y colores vivos que recibe una media de 35.000 personas al día, con música tradicional en vivo durante todo el día, comida típicamente bávara y su propia cerveza que sirven en jarras que asustan (¡por lo menos a mi!). Es un sitio que permite saber lo que es la Oktober Fest aunque no vayas y donde puedes ver a muniquenses cantando las canciones típicas del folklore bávaro, turistas que tratan de seguir el ritmo de la cerveza a duras penas mientrás todos comen unos platos contundentes que permiten afrontar cualquier visita de Munich. Como anécdota os diré que existe una réplica exacta de esta cervecería en Las Vegas : ¡ya sabemos que en Nevada lo kitsch no asusta a nadie!

Detalle de la bóveda pintada del Hofbrauhaus - Munich
Detalle de la bóveda pintada del Hofbrauhaus – Munich

La otra opción que os propongo es una cervecería igual de céntrica pero algo más acogedora porque aunque es grande se distribuye en una casa con varios pisos lo que permite separar los comedores en varios ambientes más reducidos es la Nürnberger Bratwurst Glöckl am Dom. Es de verdad un sitio muy acogedor con una decoración de madera y pequeñas mesas con manteles de cuadros que parecen sacados de la casa de la abuela. Aquí el plato estrella son las salchichas de Nuremberg, unas salchichas algo más pequeñas y finas que las habituales, muy sabrosas y que se hacen a la brasa. Se sirven con ensalada de patata o col fermentada y están realmente buenas aunque lo que yo os voy a recomendar ahora es dejaros un hueco (¡amplio!) para el postre porque es uno de los mejores que he tomado. Os tengo que contar primero que no me había dado cuenta al pedirlo que era para dos pero de todas formas, y desgraciadamente, no hay postre que se me resista por lo que tampoco me eche atrás cuanto me percate del error. Sin embargo cuanto llegó a nuestra mesa me di cuenta que no era para dos personas sino para dos bávaros :  apareció de pronto una fuente del tamaño de una rueda de carro llena de algo parecido a una gran crêpe troceada mezclada con manzana caramelizada, almendras laminadas y pasas : un Apfelschmarr`n. ¡Pero que bueno estaba eso! Una delicia os lo prometo, menos mal que los otros 3 comensales me ayudaron un poco por cierto porque después de unas salchichas bávaras no me quedaba tanto sitio como pensaba en el estómago… 

Bueno, aquí termina nuestro recorrido rápido por las calles de Munich, más adelante hablaremos del pasado nazi de la ciudad y de los monumentos y lugares que todavía podemos ver allí.

Conocer la Costa Oeste de Canadá

Conocer la Costa Oeste de Canadá

Vista de Calgary desde el Puente de la Paz
Vista de Calgary desde el Puente de la Paz

Ya conocemos un poco más la Coste Este de Canadá así que quizás es el momento de aterrizar en Calgary para conocer la parte Oeste del país. Así que sabéis, nos ponemos ropa cómoda, ¡preparamos la maleta y volando a Canadá! Este viaje está pensado para viajeros que desean sobre todo conocer y disfrutar de los más impactantes paisajes canadienses : lagos cristalinos, altas montañas nevadas, senderos en plena naturaleza, panorámicas que cortan la respiración… ¡Amantes de la naturaleza a vuestros puestos!

Día 1 : Calgary

Llegada a Calgary la mayor ciudad del estado de Alberta y tercera del país en cuanto a habitantes. Estancia libre para los viajeros y descanso en el hotel que el viaje es un poco largo… 

Down Town - Calgary
Down Town – Calgary

Día 2 : Calgary – Parque Nacional de Banff

Después del desayuno toca paseo panorámico por la ciudad para centrarnos un poco en las calles de la más famosa de la capitales de “vaqueros” después de Texas. En casi todas las calles del centro encontraremos tiendas con material para montar a caballo o convertidos un verdadero peón de rancho. También tendremos ocasión de vivir este pasado en primera persona en nuestra visita al Heritage Park donde conoceremos la historia de la ciudad y el impacto que significo para sus habitantes la llegada del ferrocarril y es desarrollo de la extracción petrolífera.

Heritage Park - Calgary - Canadá
Heritage Park – Calgary – Canadá

Después de esta agradable visita seguiremos hacía el Parque Nacional de Banff el parque más antiguo y más famoso de todo Canadá. Es el sitio ideal para disfrutar de los increíbles paisajes naturales de las rocosas visitando el Lago Minnewanka, las Cascadas de Bow o la Montaña Tunnel. Sus paisajes boscosos, lagos, cascadas, glaciares, kilómetros de senderos… y sus más de 25 picos superiores a los 3000 metros, lo han convertido en un gran polo de atracción. Para añadir todavía más interés a la visita quizás tengamos la suerte de cruzarnos con algún representante de la fauna salvaje a la vuelta de un sendero : alces, osos pardos y grises, zorros pasean a sus anchas por todo el territorio… Banff es un oasis de aspecto alpino rodeado por las Rocosas que forman un auténtico anillo montañoso alrededor de los valles del parque. Los más activos podrán disfrutar por la tarde de actividades al aire libre en este entorno privilegiado como  rafting, paseos en helicóptero, bajar un río en canoa, pescar truchas salvajes… los demás pueden irse sencillamente a disfrutar de una tarde de Spa en algunos de los hoteles o simplemente caminar para disfrutar de los paisajes .

Osos pardos en el Parque de Banff - Canadá
Osos pardos en el Parque de Banff – Canadá

Día 3 : Lagos del Parque Nacional Banff

Este día esta pensado para disfrutar totalmente de la naturaleza visitando algunos de los lagos más famosos de Canadá como el Lago Moraine enmarcado por el Valle de los diez picos, esta imagen es la que aparece en los billetes de 20 dolares canadienses por lo que se suele llamar a este paisaje “la vista de 20 dolares” . Después de admirar este magnífico lago glaciar seguiremos hacía el Lago Louise  desde el que se puede observar otro glaciar, el Glaciar Victoria, considerado uno de los paisajes más espectacular del mundo, quedará sin duda grabado para siempre en vuestros recuerdos. En el camino de regreso hacía el alojamiento aprovecharemos la ocasión para hacer una última parada en el Lago Esmeralda, situado en la parte del Parque Nacional de  Yoho muy llamativo por su intenso color y llamado el lago espejo por la transparencia de sus aguas. Este lago descubierto hace apenas 134 años ofrece uno de los paisajes más hermosos de Canadá que se puede recorrer siguiendo el sendero de 5,1 kilómetros que bordea sus aguas cristalinas. ¡Un día para acabar con todas las baterías de cámaras de fotos, de vídeo y móviles!

Parque Nacional de Banff - Lago Moraine - Canadá
Parque Nacional de Banff – Lago Moraine – Canadá

Día 4 : Parque Nacional banff – Campos de Hielo – Jasper 

Después de un desayuno copioso nos dirigiremos hacía la Montaña Castillo otro de los sitios más nombrados del parque. Seguiremos nuestra ruta pasando por algunos de los más bellos glaciares de esta regiones. Así conoceremos los glaciares de Pata de Cuervo (o Crowfoot en inglés) y los lagos Bow y Peyto (solo en verano). Siguiendo esta ruta entraremos en el Parque Nacional de Jasper situado en Alberta, el estado más septentrional de las Rocosas, que forma parte del Parque de las Montañas Rocosas de Canadá patrimonio de la Humanidad desde 1984. Al cabo de un pequeño recorrido en bus, llegaremos hasta el Glaciar Athabasca situado en el Campo de Hielo Columbia, el mayor campo de hielo al sur del Circulo polar Ártico. El Glaciar Athabasca es uno de los más accesibles desde la carretera así que aprovecharemos para dar un paseo en el Ice Explorer, unos vehículos especialmente habilitados para poder acceder a todos los puntos del parque incluso en pleno invierno sobre las aguas heladas del glaciar. Después de todo este día en plena naturaleza nos dirigiremos hacía el pintoresco pueblo de Jasper para recorrer sus calles que nos harán sentir como en el protagonista de “Doctor en Alaska”.

Logo Bow - Parque nacional Banff - Canadá
Logo Bow – Parque nacional Banff – Canadá

Día 5 y 6 : Jasper – Kamloops con Rocky Mountaineer – Vancouver

¡Estos dos días son de pura contemplación! No quiero decir con ello que esperamos una aparición mariana sino que vamos a hacer el viaje desde Jasper hasta Vancouver en tren, a la antigua usanza pero en unos vagones panorámicos con techos transparentes. Es un recorrido de dos días a bordo del Rocky Mountainer que incluye desayunos y comidas y también 1 noche de hotel. Este forma de transporte permite conocer esta parte de Canadá de una forma tan cómoda como espectacular ya que el recorrido del tren pasa por valles encajados, altos puentes metálicos y rutas pegadas a las faldas de las Rocosas. Nos os perdáis este viaje que os permitirá conocer los más bellos paisajes de Canadá como si fuerais un colono del siglo XIX llegando a un territorio desconocido. ¡Eso si, con todo el confort!

Tren Rocky Mountaineer - Canadá

Día 7 : Vancouver

Después de haber recorrido buena parte de la parte más “salvaje” de Canadá nada mejor que llegar a Vancouver para descubrir esta ciudad a medio camino entre el mar y las montañas. debido a su situación geográfica privilegiada, Vancouver cuenta con uno de los climas más placenteros de Canadá durante todo el año. Al llegar a esta gran ciudad visitaremos el Parque Stanley, ¡el parque municipal más grande del mundo!, un pulmón verde de más de 400 hectáreas donde se puede disfrutar de los 9 kilómetros del rompeolas, pasear por su bosque húmedo, conocer a una familia de mapaches o admirar los 9 totems traídos desde varias provincias del país para recordar a los primeros pobladores de las tierras canadienses. Seguiremos hacía el barrio de Gastow, verdadera cuna de la ciudad actual de Vancouver donde podremos por la noches disfrutar del ambiente de sus bares, pequeños restaurantes y pubs y de día podremos acercarnos al famoso reloj de vapor que constituye seguramente la mayor, y más divertida atracción, del barrio. Conoceremos por supuesto el centro financiero de la ciudad y recorreremos el pintoresco barrio Chino, veremos el edificio Sam Kee, el edificio comercial más estrecho del mundo (1,5 m de ancho en algunos de sus tramos!) y podremos perdernos por los senderos de los parques del Dr Sun Yat Sen o simplemente pasear entre las tiendas o pequeños puestos de las calles. Y no podéis perderos una visita Grandville Island, un barrio histórico de vancouver hasta hace relativamente en decadencia y con poco interés turístico pero transformado hoy en día en un dinámico barrio con galerías de arte, boutiques de artesanía y un inmenso mercado con lo mejor de la gastronomía canadiense.

Reloj de vapor de Gastow - Vancouver - Canadá. jpg
Reloj de vapor de Gastow – Vancouver – Canadá

Día 8 : Vancouver

Este día siempre es el más difícil porque las vacaciones han terminado y hay que volver a casa… Quizás sería buena idea para despedirnos de la ciudad haciendo un pequeño crucero por False Creek, en el centro de la ciudad, para ver desde el agua Grandville Island, el distrito histórico de Yaletown, el moderno edificio del Edgewater Casino, la zona verde del David Lam Park o la zona del Olimpic Village. Una de las formas más cómodas de hacer este recorrido por las aguas es utilizando el Aquabus un simpático barquito que circula por el pequeño golfo enseñándonos las mejores panorámicas sobre la ciudad de Vancouver. Este tour nos ha permito hacer fotos de algunas de las más bellas zonas naturales de Canadá ahora solo nos falta completar las galería de imágenes con estampas más urbanitas…

Vista de Grandville Island desde el Aquabus - Vancouver - Canadá
Vista de Grandville Island desde el Aquabus – Vancouver – Canadá

10 actividades gratuitas en Nueva York

10 actividades gratuitas en Nueva York

Ya tuvimos ocasión de comentar en un post anterior los museos neoyorquinos que se podían visitar gratuitamente, o casí, para que nuestro presupuesto en la Gran manzana fuese más llevadero. En este caso os voy a recomendar alguna actividad que se puede hacer también y que os permitirá conocer otro aspecto de Nuevo York sin casi coste e incluso en algunos casos de formas gratuita.

1 – Vamos a empezar tomando el Ferry que lleva a Staten Island por la módica suma de 0 euros/dólares. ¡Personalmente es uno de mis paseos favoritos! Esta línea de fery existe desde 1905 cuando se decidió facilitar el acceso a Manhattan a los habitantes de la Isla de Staten Island que tenían que ir a trabajar allí.  Los ferries salen todos los días con una frecuencia de 30 min salvo de 7.00 a 8.45 con salidas cada 15 min y de 15.30 a 19.00 cada 20 min (con alguna variación en días festivos por supuesto). Es una opción estupenda para ver la Estatua de la Libertad (solo verla porque si queréis visitar tendréis que tomar otro ferry que para allí) y tener al vuelta una vista increíble a todo el skyline de Manhattan. Yo volvi justamente cuando empezaba a ponerse el sol sobre los rascacielos acristalados de Manhattan y es una imagen que no olvidaré nunca, esos tonos de rosas y dorados mezclados con las últimas luces del día… ¡Para desear que se detuviera el tiempo!

Estatua de la Libertad - Nueva York
Estatua de la Libertad – Nueva York

2 – Después de haber disfrutado de las vistas podemos ir a visitar los Jardines Botánicos de Brooklin. Todos los martes la entrada es gratuita para ver estos jardines y en invierno es posible visitarlos gratuitamente todos los días (de diciembre a febrero). Ofrece varias zonas con plantas y flores de distintas partes del mundo y una de las más visitadas es la que reproduce un jardín japonés. Cómo todos los lugares con plantas la mejor época para visitarlo es sin embargo la primavera donde los colores de las flores invaden literalmente todos los rincones el parque. Merece la pena ir siguiendo un pequeño plano que entregan junto a la entrada para saber más de las plantas y flores con las que nos vamos encontrando. ¡Un buen plan para empezar una mañana en Nueva York!

Jardin Botánico de Brooklyn- Nueva York
Jardin Botánico de Brooklyn- Nueva York

3 – Hemos visto la flora así que vamos a intentar ver un poco de fauna ahora! El Zoo del Bronx es posiblemente uno de los Zoos mas conocidos de todo Estados Unidos y se puede conocer gratuitamente los miércoles. Es la visita ideal para ir en familia con niños para que puedan ver animales de todas las zonas del mundo. Hay un pequeño tren que recorren algunas zonas del parque y está adaptado para niños pequeños que vayan con carro. También hay zonas para comer dentro del parque por si la excursión se alarga y os apetece disfrutar un poco más del zoo antes de volver a la ciudad.

Primates en el Zoo del Bronx - Nueva York
Primates en el Zoo del Bronx – Nueva York

4 – ¿Os ha entrado sed? ¡Pues vamos a visitar una fábrica de cerveza! Por la módica suma de 0 dólares podréis visitar la Brooklyn Brewery en Williamsburg un sábado o un domingo. Un pequeño inconveniente es que es un tour guiado que no se puede reservar por antelación si es gratis. Para poder disfrutarlo, lo ideal es llegar por lo menos una hora antes y os darán 2 entradas gratis mediante presentación del DNI. Vamos a dejar claro desde el principio que lo que es gratis es el tour, si después os queréis dedicar a probar cervezas ¡va a ser por vuestra cuenta! Si os viene mejor el barrio de Queens, también se puede visitar la Single Cut Beer Smiths, tienen tour gratis sábados y domingos también pero por la tarde a las 15h y a las 16h. En este caso tampoco incluye degustación en la gratuidad…

Brooklyn Brewery - Nueva York
Brooklyn Brewery – Nueva York

5 – Cambiado de tema nos vamos al Banco de la Reserva Federal. Eso sí, para conseguir un tour gratis vais a tener que pedir las entradas por internet con al menos un mes de antelación. Merece la pena porque es una visita realmente peculiar y aún en el caso de que no entendáis inglés seguro que os impresiona igualmente ver las instalaciones. Se visitan parte de los pasillos subterráneas y se ve la típica imagen de miles de lingotes de oro amontonados detrás de unas rejas al más puro estilo de las películas de espias. O para los más jóvenes ¡al estilo del Banco de Gringotts como en Harry Potter! Aunque en este caso son monedas de oro y no lingotes… Tened en cuenta que tendréis que llegar con al menos 30 min de antelación a vuestro horario de visita porque pasar los controles de seguridad cuesta un poco ya que son bastantes exhaustivos y dejad las cámaras a buen recaudo… ¡no dejan hacer fotos en ninguna parte del edificio!

Banco de la Reserva Federal - New York
Banco de la Reserva Federal – New York

6 – Visitar las Galerías de Arte de Chelsea puede ser también un buen plan para pasearse por este dinámico barrio e ir mirando a la vez toda la oferta artística que ofrece el barrio. Es muy agradable poder ver en un espacio relativamente reducido la variedad de propuestas de los artistas desde cuadros minimalistas, explosiones de colores, estatuas de cualquier estilo o utilización de cualquier objeto corriente para transformarlo en una obra única. Podéis aprovechar para tomar algo en este barrio donde la oferta gastronómica es muy variada y simpática. Por ejemplo, si os apetece ser un americano “de verdad” probad un dinner como el Empire Dinner, los dinners son cafeterías que parecen sacadas directamente de los años 50 y sirven los típicos menús de carreteras americanas ¡pancakes con salchichas o waffles con bacon al más puro estilo Homer Simpson! Y si tenéis nostalgia de vuestra tierra podéis acercaros hasta Tía Pol un restaurante español donde se puede tomar tapas como si estuvieseis en cualquier bar de vuestro pueblo : ¡ensalada mixta, patatas bravas y trucha a la Navarra os esperan!

Galerias de arte en Chelsea - New York
Galerias de arte en Chelsea – New York

7 – Si os gusta el arte también podéis acercaros a un lugar de Brooklyn donde el arte callejero está presente en varios murales que adornan muchos de los edificios. La zona de Bushwick es cada vez más conocida cómo el barrio artístico de Nueva York gracias a la acción del colectivo Buschwick Collective que, entre la esquina de Troutman Street y St Nicholas Avenue, ha creado más de 50 murales hechos por artistas que pertenecen a esta iniciativa. Todo empezó en 2011 por un vecino que decidió darle algo de color al barrio y a lo largo de estos últimos años cada vez más pintores urbanos se han apuntado para dejar su impronta en los edificios de este barrio de Brooklyn. Es un paseo muy agradable por un barrio que a menudo tan apenas se ve en una primera visita a Nueva York pero que merece la pena para una segunda visita a la Gran Manzana.

Murales del Bushwick Collective - Brooklyn - New York
Murales del Bushwick Collective – Brooklyn – New York

8 – Para tener una vista de pájaro tanto de Chelsea como de algunos murales evocados anteriormente, lo mejor es seguir uno de los paseos más recientemente inaugurados de Nueva York : el High Line. Este nuevo paseo de moda es una antigua vía de tren en desuso que en los últimos se ha ido limpiando y transformando en un parque urbano de diferentes tramos. Desde allí se puede disfrutar de unas vistas muy interesantes sobre Nueva York además de cruzarse de vez en cuando con tumbonas, estatuas al aire libre y poder, a lo largo de toda su extensión, bajar a,distintos sitios de los barios por unas rampas y escaleras. Desde allí por ejemplo se puede llegar hasta el Chelsea Market, un mercado que también se ha puesto muy de moda y que merece la pena visitar por su puestos de comida, dulces sin fin a cada cuál más dulce o tiendas muy variadas en la parte interior con libros, artículos de artesanía o ropa. Todo en ambiente “retro-chic” que está haciendo, en los últimos años, las delicias de los neoyokinos.

High Line - New York
High Line – New York

9 – Y vamonos ahora al teleférico de Roosevelt Island para seguir conociendo la ciudad. ¡Quizás os suene si sois fan de Spiderman aunque espero que vuestro viaje sea más tranquilo! Es un medio de transporte gratuito con la Metrocard y sale por poco más de 2 dólares si compráis el billete directamente, el trayecto dura un poco menos de 5 min. Todavía pocos visitantes de Nueva York saben que hay un teleférico con el que se puede ver Manhattan desde arriba y llegar hasta la pequeña isla de Roosevelt. Este peculiar medio de transporte se inauguró en 1976 y lleva los habitantes de la pequeña isla hasta Manhattan para acceder, en la mayoría de los casos, a su lugar de trabajo. Ofrece unas vistas inmejorables a toda la zona del East River, en especial al Edificio Chrysler, la ONU, el barrio de Queens y Uptown Manhattan. Una vez en la isla de Roosevelt, en vez de volver directamente a Manhattan podéis daros una vuelta por este antigua lugar de reclusión para enfermos de viruela que se transformó a principios del siglo XX en una zona urbana muy en boga por ofrecer un barrio residencial mucho más tranquilo que Manhattan y  estar a dos pasos de la ciudad. Hoy en día se puede llegar también en metro y en autobús. En un extremo de la isla podemos pasear por el Parque de las 4 libertades de Roosevelt llamado así en honor al antiguo presidente estadounidenses que afirmo en uno de sus más famosos discursos que cualquier persona tenía derecho a 4 libertades inalienables : Libertad de expresión, Liberta de culto, Libertad de vivir sin penurias y Libertad de vivir sin miedo. Cuatro libertades por las que demasiado gente tiene que luchar todavía…

Teleférico de Roosevelt island - Nueva York
Teleférico de Roosevelt island – Nueva York

10 – Y para terminar nuestros paseos gratuitos, o casi, por Nueva York os indico una actividad muy agradable de hacer con niños o también si ya se conoce los lugares más icónicos de la ciudad : el Pueblo Histórico de Richmond.  Ir hasta allí os costará más o menos 5 dólares cogiendo primero el Ferry gratuito de Staten island y desde allí el autobús que lleva hasta el Historic Richmond Town. Es un pueblo histórico que cuenta con 30 edificios de la época de los colonos del siglo XIX y que se conserva igual que si todavía estuviese habitado por sus habitantes originales. Están totalmente restaurados y se pueden visitar tanto por fuera como por dentro, han recreado recreado talleres, tiendas, tabernas, escuela de la época donde nos atienden trabajadores con los atuendos típicos de los colonos de esa época para servirnos la comida o enseñarnos a amasar pan o curtir cuero. He aquí un paseo que os recomiendo si os sale un día soleado y queréis salir un poco de los rascacielos de Manhattan. Es una forma de seguir viajando por Estados Unidos, esta vez por el tiempo y también una posibilidad de sentirse como en La Casa de la Pradera durante unas horas.

Richmond Town en Staten Island - New York
Richmond Town en Staten Island – New York
Observar osos negros en Canadá

Observar osos negros en Canadá

Oso Negro de Canadá

Una de la actividades más demandadas durante los viajes a Canadá es la observación de osos negros en su habitat natural. Si tenéis ocasión seguro que os encantará ver estos auténticos peluches aprovechar los días de buen tiempo para calentarse al sol y recuperar todos los kilos perdidos durante el invierno.

Los osos ivernan de octubre a abril o mayo por lo que el momento ideal para poder observarlos en plena naturaleza es de junio a septiembre. En estos meses los animales recuperar el peso perdido durante el invierno y acumulan reservan para suportar el nuevo invierno que no deja de llegar puntualmente cada año. A pesar de estar presente en varias regiones de Canadá, el oso negro prefiere hacer acto de presencia en bosques de vegetación densa como en los Montes Laurentinos de Quebec lo que hace que verlo no sea tan sencillo. ¡Nuestro protagonista es algo tímido!

El mejor momento para verlo depende un poco del lugar de avistamiento, en regiones salvajes  su actividad es más intensa desde el alba hasta el crepúsculo sin embargo, si su habitat está más cerca de asentamientos humanos tiene tendencia a esperar al crepúsculo para que sus movimientos escapan a la mirada de los humanos. La observación des estos gigantes es posible en varias regiones de Canadá y siempre es segura si tiene lugar en un marco delimitado y acompañados por profesionales. De todas formas, si os encontrarais de pronto frente a un osos durante una excursión por el bosque, cosa poco probable, no temáis ¡el oso os temerá más a vosotros que vosotros a él!

Familia de osos en los Montes Laurentianos - Canadá
Familia de osos en los Montes Laurentianos – Canadá

Para verlos mejor tenemos que ir bien preparados así disfrutaremos al máximo de esta actividad :

  •  Por supuesto no olvidarse de las cámaras de fotos con teleobjetivo para ver hasta el último detalle y también cámara de video con un buen zoom.
  •  Al realizarse la actividad en plena naturaleza, recomendamos llevar ropa cómoda, mejor si son pantalones y camisa larga y zapatos se suela gruesa.
  •  Cómo el avistamiento se realiza durante los meses de verano nunca viene mal aplicarse un repelente de mosquitos.
  • Y no olvidar que esta prohibido llevar comida al bosque. ¡Si queréis comer tiene que ser antes o justo después de la actividad!

Solo podemos recomendaros que si tenéis ocasión no os perdáis la ocasión de ver a estos animales en su propio habitat, en las programaciones de rutas más salvajes se pueden hacer estos avistamientos desde algunos hoteles como el Hotel Lac à l’Eau Claire desde los que se puede acceder a una plataforma perfecta para contemplar familias completas de osos. Desde unos cómodos observatorios se puede también disfrutar de unos vistas increíbles sobre el bosque, ver algún zorro que se acerca con descaro al hotel o admirar las innumerables flores que empiezan a invadir el espacio entre los árboles.

Itinerario ideal para una primera visita de Canadá

Itinerario ideal para una primera visita de Canadá

Siempre que visitamos un país tenemos que dejar de lado muchos lugares interesantes a los que, por desgracia, no se llega… Por eso es muy importante plantearse un itinerario lo más completo posible y que permita ver el mayor número de aspectos que puede ofrecernos un país. Nunca puede ser del todo exhaustivo (¡y menos en un país tan grande como Canadá!) pero por lo menos se puede intentar. En este caso os voy a indicar un recorrido muy aconsejable para conocer tanto las grandes ciudades de Canadá como sus paisajes más emblemáticos.

¡Nos vamos de viaje!

Día 1 : Llegada a Toronto

Llegada al aeropuerto de Toronto y traslado hasta el hotel situado en el centro. Después de descansar un ratito de tan largo viaje, os aconsejamos que os acerquéis hasta el barrio del Entertainment, entre las calles King y Queen donde están los locales de ocio nocturno más populares e incluso acercarse hasta el Puerto de Toronto que también es muy bonito por la noche.

Vistas del skyline de Toronto - Canadá
Vistas del skyline de Toronto – Canadá

Día 2 : Toronto – Cataratas de Niagara – Toronto

Por la mañana visita de Toronto, la mayor ciudad de Canadá y capital de la provincia de Ontario. Visita del centro financiero, del ayuntamiento antiguo y del nuevo, la avenida University con sus hospitales históricos e instituciones más importantes seguido por el Parlamento Provincial y la Universidad de Toronto. Daremos después un paseo por el elegante barrio de Yorkville y sus tiendas exclusivas y terminaremos con un recorrido por el barrio chino, el segundo en importancia de Canadá. Desde allí tendremos la oportunidad de subir a la Torre CN, la estructura independiente más alta del hemisferio occidental con 553,33 metros de altura.

Cataratas del Niágara desde la terraza panorámica del restaurante Skylon.
Cataratas del Niágara desde la terraza panorámica del restaurante Skylon.

Después del almuerzo, carretera y manta hacia Niagara on the lake, conocido como el pueblo más bonito de Ontario. Aunque bien es cierto que la inmensa mayoría de los visitantes solo quieren ver las Cataratas del Niagara, merece la pena, y mucho, visitar este pueblo de perfil marcadamente inglés con sus deliciosas calles de casas victorianas. Después de recorrer la calle principal, nos dirigiremos hacia las turbulentas aguas siguiendo el espectacular camino panorámico que bordea el río. Frente a nosotros aparecerán las majestuosas cataratas que se han convertido desde hace años en uno de los mayores destinos para viajes de novios de Norteamérica. Tomaremos el Hornblower para dar un paseo en barco hasta el centro de la herradura que forman las aguas ¡preparad impermeables que nos mojaremos! Os recomiendo para rematar la visita un almuerzo en el Restaurante Skylon, las vistas son increíbles hasta tal punto que parece que uno sigue estando encima de las aguas del río. Por la tarde volveremos a Toronto donde llegaremos a tiempo para un paseo nocturno y una última cena en esta gran ciudad. ¿Os apetece probar el plato nacional de Canadá, la Poutine? El mejor sitio para hacerlo sea probablemente el restaurante Smoke’s Poutinerie donde se puede comer la Poutine tradicional pero también aderezada de las carnes más variadas.

Día 3 : Toronto – 1000 Islas – Ottawa

Después de un desayuno tempranero saldremos por la Transcanadiense que recorre Canadá de Esta a Oeste, hacia Ottawa con parada incluida en un “Truck Stop” para poder ver de cerca los inmensos camiones que surcan las carreteras de Norteamérica y Canadá. Después, seguiremos el viaje hasta la zona de las 1000 Islas, probablemente una de las zonas más  bonitas y románticas de Canadá. A través de una excursión en barco podremos admirar este millar de diminutas islas, muchas de ellas con mansiones y casas solariegas donde vive una sola familia. La mayoría con embarcadero particular donde llegaban los habitantes de Ottawa para disfrutar de la naturaleza durante fines de semana o vacaciones en su residencia segundaría. Nos costará abandonar este bello rincón pero seguiremos nuestra ruta y al final de la tarde llegaremos a la capital del país para seguir disfrutando del viaje.

Vistas de las 1000 Islas -  Ottawa - Canadá
Vistas de las 1000 Islas – Ottawa – Canadá

Día 4 : Ottawa

¡Hoy nos toca conocer la capital de Canadá! Empezaremos por la Colina parlamentaria para tener las mejores vistas sobre la ciudad y después nos dirigiremos a la catedral, la residencia del primer ministro y la del gobernador general que representa a Gran Bretaña en suelo canadiense. Seguiremos también las orillas del Canal Rideau con sus hermosas mansiones y jardines frondosos con flores multicolores. De mayo a agosto aprovecharemos para visitar las caballerizas de la policía montada de Canadá, y durante los meses de julio y agosto tendremos la suerte de poder ver el cambio de guardia en la colina del Parlamento. Para comer solo os puedo recomendar acercaos hasta el By Market, un mercado muy animado con los mejores productos de Canadá y uno de los mejores lugares para comprar souvenirs, objetos de artesanía o jarabe de arce mucho más barato (y mejor) que el que se encuentra en las tiendas de souvenirs de la ciudad. Es también el lugar ideal para tomar el almuerzo ya que esta lleno de pequeños restaurantes y pequeños puestos de alimentación, ya es famoso la tienda de galletas de este mercado porque, dicen, es una de la favoritas del presidente Barak Obama. Quizás podéis aprovechar para tomar otra Poutine, ese plato típico a base de patatas, queso y salsa de carne que os mencione anteriormente y que no os ayudará para nada a alcanzar el peso ideal para lucir bikini en la playa pero que puede constituir un buen carburante para seguir adelante con el programa. De hecho, si os atrevéis con la Poutine también deberíais probar la famosa Cola de Castor (Beavertails), la preparan muy bien en una pequeña cabaña de madera situada justo enfrente de la entrada del mercado. Es una masa ovalada, (¡de ahí el nombre!) frita y después aderezada con mantequilla de arce, chocolate y trozos de plátano, confitura de bayas variadas… Si os parece mucho para tomarla solito, decidle al vendedor que os parta la Cola de Castor por la mitad, ¡seguro que encontráis alguna alma bondadosa para compartirla!

Puesto de Beavertails (colas de castor) en By Market - Ottawa - Canadá
Puesto de Beavertails (colas de castor) en By Market – Ottawa – Canadá

Podéis aprovechar después la tarde para conocer mejor esta ciudad por libre o también es posible acercaos hasta el Casino de Lac Leamy si tenéis alma de jugador en una pequeña excursión que os acercará hasta las puertas de este lugar muy animado sobretodo los fines de semana. Si optáis por quedaros en la ciudad puede ser el momentos para visitar alguno de los museos de la ciudad, personalmente os recomiendo la Galeria Nacional de Canadá para conocer desde el arte antiguo hasta el más innovador de este continente o para deambular por el barrio chino y compararlo con el de Toronto.

Vista de Ottawa desde el río - Canadá
Vista de Ottawa desde el río – Canadá

Día 5 : Ottawa – Tremblant – Quebec

¡Otro día en el que merece la pena madrugar! Saldremos a primera hora hacía una de mis ciudades favoritas, Quebec. Para llegar a ella atravesamos el río Ottawa hacía la región de los montes Laurentinos llena de lagos y ríos que son un paraíso para hacer todo tipo de actividades de naturaleza. Podremos de hecho, hacer una primera parada en el pueblo de Tremblant, un simpático pueblo que es también un conocido centro de actividades al aire libre durante todo el año. En la excursión de hoy nos acercaremos a una de las Cabane à sucre, más conocidas de Quebec “Chez Dany“, donde visitaremos una plantación de arces y conoceremos todos los secretos de la recogida de la savia. Para completar esa visita nos sentaremos a la mesa de Dany para probar algunos de los platos mas representativos de la gastronomía de Quebec como la tortilla al horno, el jamón cocido con miel de arce o buñuelos bañados o sirope de arce. Una delicia detrás de otra…

La colorida iglesia de Tremblant - Quebec - Canadá
Pueblo de Tremblant – Quebec – Canadá

Si podemos levantarnos de la mesa (!) seguiremos el circuito hacía la ciudad más francesa de Canadá : Quebec. Rodearemos los altos muros que delimitan el Viejo Quebec y visitaremos la plaza de las Armas, las planicies de Abraham, el pulmón verde de la ciudad, el cabo Diamante, la Promenade des Gouverneurs (paseo de los Gobernadores), el Parlamento y terminaremos con la Place Royale que conserva el sabor intacto de lo que fue en siglos pasados el pueblo de Quebec. Y después de este largo recorrido os recomiendo acercaos para cenar hasta el restaurante les “Ancients Canadian“, situado en la ciudad antigua y alojado en dos casas del siglo XVII.  Este precioso local ofrece una cocina de influencia francesa muy marcada pero que también deja sitio a los manjares más tradicionales de Quebec como el pastel de carne, guisos de caribú, ciervo a la miel de arce, wapiti (un tipo de caribú) terminando con postres como la tarta al sirope de arce y crema batida, pastel de azúcar o torrija con caramelo de arce. Y después… ¡a dormir que ha sido un día muy intenso!

Día 6 : Québec

Disfrutaremos de un día libre para todo aquel que quiera conocer algo más de Québec, una de las ciudades más bellas de Canadá o también podemos inclinarnos por hacer una excursión a la Costa de Beaupré. En medio día podremos disfrutar de los paisajes de la Isla Orléans, situados a poco más de un cuarto de hora de la ciudad. Allí podremos admirar los paisajes de viñedos de la punta de la isla y, ¿por qué no?, quizás disfrutar de una visita golosa a la Chocolateria de l’Ile d’Orléans, un establecimiento al que van de propio muchos quebequences para comprar el mejor chocolate elaborado con productos y técnicas francesas y belgas en un edificio de más de 200 años de antigüedad. Durante esta excursión seguiremos el Camino Real de la costa con sus antiguas casas coloniales hasta llegar al Canyon Santa Ana dentro del Parque de la Cascada Montmorency. La cascada Montmorency ya impresiona con sus 83 m de altura (¡más alta que las cataratas del Niagara!) pero es todavía más impactante si decidís verla desde el teleférico, desde el puente suspendido que pasa justo por encima de las aguas o subiendo las escaleras que pasan justo por el lado del acantilado.

Cascades Montmorency - Costa de Beaupré - Canadá
Cascades Montmorency – Costa de Beaupré – Canadá

En meses de verano, a partir de junio, es también muy interesante hacer una excursión para la observación del Oso Negro, el verdadero jefe del bosque que habita en las regiones boscosas de Quebec, una excursión excepcional que no se puede hacer en casi ningún otro sitio y que encanta a todos los visitantes sean adultos o niños.

Día 7 : Quebec – Montreal

Después del desayuno dejaremos atrás la ciudad de Quebec y nos dirigiremos hacía Montreal otra de las ciudades “francesas” de Canadá. A la llegada iniciaremos la visita de la ciudad con una parada en el Estadio Olímpico, seguiremos por el bulevar Saint Laurent, principal arteria de la ciudad donde merece la pena perderse sobre todo a la hora de comer ya que en sus aceras acogen multitud de restaurantes con especialidades de todos los lugares del mundo. Entre su amplia oferta gastronómica os nombraré el “Fooflab“, un restaurante donde comer se convierte y una experiencia de todos los sentidos, el “Bouillon Bilk“, con platos de mercado sencillos y sabrosos, el “Schwartz’suna charcutería hebraica con casi 100 años de antigüedad y unos sandwiches de carne ahumada aclamados por todos o “Le Comptoir” un restaurante “de toda la vida” que ha sabido mantenerse a base de buenos productos y recetas de tintes afrancesados con precios civilizados. Y si os apetece podéis volver por la tarde a tomar un té calentito en un salón de té situado en el número 5326 del Bulevar Saint Laurent, el Cardinal, un lugar de lo más coqueto, ideal para tomar un Earl Grey de lavanda junto con unas galletas hojaldradas de pasas y cortezas de naranja… ¡ya no volveréis a ser los mismos después de eso!

Estadio Olímpico de Montreal - Canadá
Estadio Olímpico de Montreal – Canadá

Seguiremos la visita con la Universidad Mc Gill, el Parque del Mont Royal donde haremos una parada en el Mirador de los Enamorados para disfrutar de este rincón de paz en medio del parque. De camino hacia el Viejo Montreal visitaremos el barrio del Mont Royal, uno de los más animados y populares de la ciudad. Nos acercaremos hasta la plaza de armas testigo de la evolución arquitectónica del lugar con sus edificios de diferentes épocas que culminan con la Básilica de Notre Dame de Montreal, una magnífica joya neo gótica que no dejará a nadie indiferente hasta llegar al Ayuntamiento de Montreal que no dejará de recordarnos el Ayuntamiento de París a todos aquellos que hayan tenido la suerte de visitar la ciudad de las luces con anterioridad.

Después de haber almorzado y descansado un poco, os recomiendo pasear sin rumbo por el Vieux Port, para disfrutar de sus muelles totalmente rehabilitados y orientados sobre todo al turismo. Desde allí se puede ir hasta la Pointe à Callière, cuna histórica de la ciudad de Montreal donde se puede ver el sitio arqueológico de Ville Marie, el primer cementerio de católico de Montreal y la cripta arqueológica de Place Royale así como la antigua casa de Aduana. También cabe destacar el edificio Éperon una construcción moderna donde se encuentra una sala de proyección multimedia, un restaurante, el observatorio del Vieux Port y una parte de la exposición permanente “Aquí nació Montreal”. y si lo que os gusta es sentir el latir de las ciudades podéis dirigiros de nuevo a la plaza Cartier siempre muy animada con sus bares y pequeños restaurantes o dirigiros hacía el Village (métro Beaudry) el barrio gay más grande de Norteamérica que, gracias al apoyo de las autoridades que siempre han querido conjugar idiomas, costumbres e ideologías, es un próspero barrio lleno de restaurantes y hoteles modernos y con diseños muy cuidados.

Vista del Vieux Port de Montreal - Canadá
Vista del Vieux Port de Montreal – Canadá

Pero si lo que necesitáis es ir de compras porque os lo habéis dejado todo para el último día, lo mejor es acercarse hasta la calle Sainte Catherine la calle comercial por excelencia de Montreal.  En el  Boulevard Saint Laurent (o The Main) encontraréis moda extravagante, inusual y original aunque si lo que os va son las tiendas de lujo, no lo dudéis y acercaros hasta Sherbrook, Laurier o Crescent. Si visitáis la ciudad durante el invierno, recordad que las temperaturas pueden alcanzar 30 grados bajo cero (¡si,si!) así que comportaos como un monrealés auténtico y recorred la Ciudad Subterránea con su sinfín de tiendas, restaurantes, cines, pista de hielo… a los largo de más de 32 kilómetros, a la que se puede acceder directamente desde el metro o desde una de las 200 entradas que tiene en las superficie. Para cosas de comer id directemente al Mercado Jean Talon situado en un el barrio de la Pequeña Italia de Montreal o el Mercado Atwater , situado en un bello edificio art-déco donde encontraréis todo lo que imagináis y más.

Día 8 : Salida de Montreal hacía España : Hay que decir adiós a este precioso país y volver a casa…