Categoría: Consejos

Aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle : 10 cosas que debes saber

Aeropuerto Roissy-Charles de Gaulle : 10 cosas que debes saber

Francia es el país más visitado del mundo y París, su capital, es la que más a menudo recibe los visitantes originarios de todos los lugares que nos podamos imaginar. Por ello, he pensado que no vendría mal un pequeño recapitulativo sobre cuestiones prácticas sobre el aeropuerto de Roissy- Charles de Gaulle al que es muy probable que lleguéis si habéis decidido visitar a nuestros amigos galos.
Vamos entonces con “Todo lo que siempre habéis querido saber sobre el aeropuerto de Roissy-Charles de Gaulle sin atreveros a preguntarlo”!
1) Con cuanta antelación debo presentarme al aeropuerto antes de mi vuelo?
En principio es necesario estar en la terminal 3 horas antes de un vuelo intercontinental y 90 min antes si se trata de un vuelo doméstico. Los pasajeros que no tengan que facturar equipaje deben estar solo a la hora del embarque que se indica en la tarjeta aunque siempre es necesario tener en cuenta los controles de seguridad que son los mismo para todo el mundo!
2) Como voy desde París hasta Roissy?
El aeropuerto está situado a 26 km al Noroeste de París y de muy fácil acceso desde la capital.
– Saliendo desde la estación de Opéra, el Roissybus cuesta 11 euros y el trayecto dura entre 45 y 60 minutos.
– Saliendo de la Gare Montparnasse, de la Gare de Lyon, de la Tour Eiffel o de la Porte Maillot, el Bus Direct efectúa el trayecto con una tarifa única de 17 euros.
– Con el RER B nos costará unos 40 min desde la estación de Chatelet y 30 min desde la Gare du Nord pagando 10,30 euros.
Cómo veis, la posibilidades son muchas!
3) Si llego en tren, con cuanto tiempo tengo que contar?
Si llegáis en tren desde algún otro punto que París capital hay que tener en cuenta el tipo necesario para hacer la correspondencia hacía el tren que os lleve al aeropuerto pero si el tren llega directamente hasta la estación de SNCF Aéroport Charles de Gaulle 2-TGV situada en la Terminal 2, preved al menos 50 min (Terminal 2) y 70 min (Terminal 1 y 3) antes de la hora límite para embarcar que figure en la tarjeta de embarque.
4) Como desplazarse entre una terminal y otra?
Dos lanzaderas hacen gratuitamente el recorrido entre las diferentes terminales. La lanzadera 1 une 24h/24h las terminales 2A, 2C, 2E, 2F, 2D, el parking PW, la estación de tren, el hotel Sheraton y la consigna de maletas. La lanzadera 2 se encarga de las terminales 2F, 2E y 2G de 05h30 a 23h. También existe un metro automático el CDGVAL que llega de forma gratuita a todas las terminales también entre 4h y 1h de la madrugada.
5) Cómo trasladarse de Roissy a Orly y cuanto tiempo se necesita?
 
Para ir de Roissy-Charles de Gaulle a Orly se puede la línea B del RER y después el ORLYVAL con una correspondencia en la estación de Antony. Hay que contar más o menos 1h15 de trayecto y cuesta 21,50 euros para adultos y 12,75 euros para niños. También se puede utilizar el Bus Direct, la forma más directa que une los dos aeropuertos en más o menos el mismo tiempo (1h15) por 21 euros. Los pasajeros que vuelen en la compañía Air France pueden disfrutar gratuitamente de este traslado si su punto de destino es Fort de France (Martinique), Pointe à Pitre (Guadeloupe), la isla de la Reunión o Cayenne (capital de la Guayana Francesa). También todos aquellos que combinen un billete de avión con uno de TGV (Tren de alta velocidad francés).
6) Se puede dormir en el aeropuerto?
 
Por supuesto existen en todo el aeropuerto zonas con asientos de descanso, es decir tipo tumbonas, para echar una cabezada en una conexión complicada. También existe el Yotelair que ofrece 80 habitaciones-capsulas con cuarto de baño equipadas de conexión Wifi, puertos USB, televisión que pueden alquilarse desde 4 horas hasta la noche completa. Una buena opción para darse una ducha y aguantar las largas esperas!
7) Se puede dejar el equipaje en consigna?
Para no tener que arrastrar las maletas de un lado para otro se pueden dejar unas horas o incluso días en la consigna “Bagages du monde” situada en la Terminal 2, nivel 4 de la Estación de TGV frente al Hotel Sheraton. Las maletas son controladas antes de guárdalas en un local custodiado por video-vigilancia. El coste es de 6 euros al día para algunas horas
8) Es posible darse una ducha entre dos vuelos?
Pues si, el hotel YOTEL pone a disposición de los clientes, cabinas de ducha con toalla y geles durante 45 min. El precio es de 20 euros para una persona y 30 euros si se utiliza para dos. Y después de esa ducha tan reparadora es posible también acercarse al Club Lounge para tomar algún tentempié o saborear una bebida caliente.
9) Es posible fumar en el aeropuerto una vez pasado la zona de embarque?
 
Espacios especiales para fumadores están previstos en todas las terminales del aeropuerto : en la Terminal 2E por ejemplo, los fumadores pueden acceder a las terrazas situadas en cada extremos del Hall K y espacios cerrados con extractos están previsto en el Hall M.
10) Cuanto cuesta un taxi entre Paris y Roissy?
Desde el 1 de marzo ya no hay sorpresas : los precios entre la capital y el aeropuerto son fijos. Cuesta 50 euros ir desde la orilla derecha del Seina hasta Roissy y 55 euros hacerlo desde la orilla izquierda. Para aseguraros que respeten esas tarifas será necesario utilizar los taxis oficiales.
10 cosas que siempre deberías meter en tu maleta

10 cosas que siempre deberías meter en tu maleta

Cuando preparamos la maleta solemos rellenarla con “por si acaso” que no solemos utilizar : hay que reconocer que la rebequita para ir a Cuba suele usarse bien poco… En este caso os quiero indicar lo que sí deberíais tener siempre en mente a la hora de meter en la maleta lo imprescindible para viajar. ¡Allí va mi top ten!

1 – Un adaptador universal :

Aunque cada vez más establecimientos hoteleros ofrecen enchufes USB donde enchufar directamente los cables de móviles, Ipad, dispositivos electrónicos etc… no viene nada mal tener preparado un enchufe (o más!) universal para poder tener siempre listo el secador de pelo o cargador de baterías sin tener que comprarlo en el último momento en el aeropuerto o en destino donde nos puede costar el doble de su precio.

2 – Tapones para los oídos :

Salvo que tengáis la inmensa suerte de poder dormir en cualquier sitio y en cualquier ambiente es un artilugio realmente muy útil para aprovechar a tope las horas de viaje para descansar y estar preparado para recorrer las calles de vuestra ciudad favorita o emprender el tour por los Fiordos que siempre quisisteis hacer con el 100% de la energía.

3 – Un par de chancletas :

Seguramente ya sois adeptos de este calzado pero para viajar son realmente estupendas, no ocupan casi nada de sitio en la maleta y permiten descansar los pies al llegar a la habitación del hotel y protegerlos si tenemos que ir a alguna piscina cuyas duchas comunes no nos inspiran mucha confianza.

504628323_4a6a4a40fd_b

4 – Bolsas de plástico con cierre Zip :

Merece la pena tener siempre algunas de varios tamaños en la maletas ya que resultan muy cómodas tanto para poner los utensilios de baño como el cepillo de dientes, dentífrico, algodones desmaquillantes, también son muy cómodas para proteger cámaras de fotos o móviles cuando llueve o simplemente si los tenéis que guardar en alguna mochila sin compartimentos especiales para eso. ¡Y por último nada mejor si necesitáis conservar un pequeño tentempié!

5 – Baterías de emergencia :

Nada más cómodo que esas baterías de bolsillo que permiten darlo algo de vida extra a nuestro móvil en momentos claves. Qué frustrante es tener que perderse LA foto de tu vida porque has agotado la batería de tu móvil utilizándolo cómo cámara de fotos… Con este artilugio podremos disparar al paisaje perfecto y guardar algo de energía para un “por si acaso”.

6 – Toallitas húmedas :

¡Yo no sé viajar sin ellas! Ya sea para refrescarse la nuca en lugares cálidos o limpiarse las manos después de comer cuando no es posible hacerlo en el sitio donde ha tenido lugar la comida (¡incluso en restaurantes la mitad de las veces no reponen el jabón!) son el compañero ideal para sentirse limpia en cualquier ocasión. Por no mencionar que pueden servir de papel higiénico en momento puntuales…

3374090867_5276e7102a_b

7 – Un pesa- maletas portátil :

Puede parecer un gadget pero nada más lejos de la realidad. Las compañías low cost son a menudo muy exigentes con los estándares de peso y tener que pagar un suplemento representa a menudo un exceso realmente doloroso. Por eso no viene nada mal tener en el equipaje este utensilio, que pesa muy poco y ocupa menos todavía, para ir controlando lo que añadimos en la maleta. Ese pisapapeles de piedra tan mono para la tía Felisa… ¡igual hay que descartarlo!

8 – Una funda de compresión (o bolsa al vacio) para la ropa :

No sé si os pasa a vosotros pero yo cuando vuelvo a hacer mi maleta al momento de volver a casa, aunque no haya comprado casi nada, me cuesta mucho más volver a meter lo mismo en la maleta. Por ello os aconsejo utilizar estas bolsas de almacenaje al vacío sin aspirador para guardar por ejemplo la ropa sucia lo que os permitirá ganar muchisimo sitio. Además esa bolsas suelen ser impermeables lo que también es un plus a la hora de utilizarlas.

9 : Un cepillo de dientes plegable :

En este caso más que en la maleta os aconsejo llevarlo en el bolso porque es un gran alivio poder cepillarse los dientes cuando uno esta de circuito para todo el día o en medio de un aeropuerto haciendo escala durante unas cuantas horas. ¡Con eso y nuestras toallitas húmedas estaremos como en casa!

3704066123_0e10121de2_b

10 – Un botiquín de primeros auxilios :

Parece evidente pero nunca viene mal recalcarlo. Además de medicamentos que toméis de forma habitual y que quizás sea difícil conseguir en otros países no hay que olvidar tener siempre a mano cosas tan sencillas con tiritas (¡cuidado con esas ampollas al andar todo el día), un desinfectante para heridas, algún stick contra los mosquitos si sois de los que atraen a estos bichitos, un anti-diarreico por que es el tipo de dolencia que puede fastidiar un viaje y mucho, y alguna pastilla para dolores leves con paracetamol por ejemplo. Lo mínimo para no tener que preocuparse en destino.