El aeropuerto de Estocolmo instala un portal climático para que los viajeros se acostumbren al clima de su destino.

El aeropuerto de Estocolmo instala un portal climático para que los viajeros se acostumbren al clima de su destino.

Hasta el 31 de octubre, el aeropuerto Arlanda de Estolcolmo ofrece a todos los viajeros la posibilidad de acostumbrarse, antes de viajar, a las temperaturas de su lugar de destino. Empujando una sencilla puerta situada en la terminal 5 del aeropuerto uno puede aclimatarse a la climatología del destino. Frío polar o calor del desierto un “portal climático” permite a los viajeros sentir en primicia la temperatura que les espera en su lugar de vacaciones o de trabajo. Todos llegamos con las maletas hechas pero nada impide hacer alguna compra de última hora después de haber probado tan curioso invento : ¡ya no hay excusa para olvidarse del anti-mosquitos o de la crema solar!

El portal funciona de un forma sencillisima : “Go Hot”, “Go Big” o “Go Cold”. Es decir que podemos escoger entre pasar calor, frío, adentrarse en grandes metrópolis… y cada una de estas opciones está representada por una sala. Si se pulsa la opción “Hot” hay que prepararse para el calor porque se entra de pronto en Dubai con un calor seco del desierto o en Fort Lauderdale en Florida (Estados-Unidos) donde la humedad nos rodea sin piedad. Si hemos escogido la opción “Big” entonces nos vemos lanzados a las calles de Nueva York, Hong Kong o Los Angeles con todo detalle de ruidos y olores.  En cambio si le damos a la opción “Cold” sentiremos en carne propia el frío intenso y el viento helador de las tierras de Tromso en Noruega o de la capital de Islandía, Reyjavik. Para funcionar correctamente este portal esta conectado directamente a un servicio meteorológico on line cuyos datos son traducidos directamente en sensaciones para los viajeros.

Solo se puede disfrutar de esta pequeña atracción hasta el 31 de octubre 2.015 y ¡todavía no hay datos oficiales para saber si algún turista anulo su viaje al asustarse por lo que le esperaba en destino!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *