Etiqueta: bodyboard

Peniche, una de las playas emblemáticas de Portugal.

Peniche, una de las playas emblemáticas de Portugal.

Foto de Hungry Browser

Peniche es una localidad portuguesa situada a unos 80 kilómetros de Lisboa, en el distrito de Leira a orillas del Océano Atlántico. Esta localidad está presidida por una antigua fortaleza que desde al siglo XVII constituyó un importante complejo militar para proteger la costa de las invasiones procedentes del mar. Es muy visitada también la Capela de Nossa Senhora dos Remédios donde llama la atención los magníficos paneles de azulejos del siglo XVII que decoran la capilla mayor.

A través de los siglos la pesca ha sido la mayor fuente de ingresos de Peniche y aunque hoy en día el turismo ha ocupado el primer puesto, la localidad sigue llenándose cada tarde con numerosos barcos cargados de pescado listo para venderlo en la Lonja. Esa riqueza marítima ha sido muy aprovechada por la gastronomía local que ha sabido sacar todo el partido posible a pescados y mariscos como puede comprobarse con la degustación de platos como «caldeiradas«, sopas de langosta, arroces de marisco, deliciosas sardinas y muchos más.

Y para los que quieran llevarse algún recuerdo «hecho a mano» os informamos que la localidad es el mayor centro de encaje de bolillos de Portugal, aqui es considerado un patrimonio artí­stico y sus bolilleras se presentan a numerosos certámenes internacionales con un reconocimiento unánime.

Pero hoy en día, Peniche es sobre todo muy apreciada por su costa y la calidad de sus playas entre las que vamos a destacar tres, la playa do Baleal, la playa da Consolaçao y la playa Medao conocida como la playa «Supertubos» :

La playa de Baleal ostenta la «Bandera Azul» y ofrece todas las comodidades de una confortable playa de arena dorada con aguas tranquilas y una calidad de vientos que la hace muy propicia para el aprendizaje y la práctica del surf o windsurf. Para todos aquellos que prefieran otro tipo de actividades muy cerca encontrarán varias canchas de tenis, piscinas y un centro hípico.

La playa da Consolaçao es también una playa de «Bandera Azul» que se divide en dos partes bien diferenciadas. Hacia el sur encontramos una zona de rocas con unas aguas muy ricas en yodo con unas condiciones terapeúticas excelentes, es muy frecuentada por veraneantes que buscan alivio para sus dolencias de huesos y articulaciones. En la parte norte sin embargo existe un amplio arenal que se divisa desde el fuerte y que se desliza a lo largo de varios kilómetros hacia la ciudad. Es una playa con un oleaje intenso muy apreciada por los enamorados del surf y del windsurf.

Pero LA playa del surf es sin lugar a dudas la playa de Medao o Supertubos, también «Bandera Azul» ofrece una larga extensión de arena pero sobre todo destaca por la calidad de sus olas que atraen a los más deportistas. Es un paraíso para la práctica del surf, windsurf, bodyboard… etc… También tiene acceso para las embarcaciones de motor y ofrece todos los servicios de una playa de esta categoría como duchas, bares, restaurantes, chiringuitos …

Y para los que quieran disfrutar todavía más de la belleza de la costa de Peniche, os aconsejamos acercaos hasta Cabo Carvoeiro con su faro y sus peculiares formaciones rocosas que parecen guardar las puertas de la Reserva Natural de las Islas Berlengas, única reserva natural insular de Portugal. Como veis ¡un destino muy completo!

¡Vacaciones en Torremolinos!

¡Vacaciones en Torremolinos!

Foto de David Racing

 

 Hoy nos toca ir a uno de los sitios más emblemáticos de la Costa del Sol, Torremolinos.  Además de tener un clima privilegiado todo el año, esta localidad nos brinda una gran variedad de posibilidades para disfrutar con niños, en pareja o para que los más deportistas se dediquen a su deporte favorito en las mejores condiciones.

Torremolinos conoció un auge turístico sin precedentes en los años sesenta, como buena parte de las costas españolas, lo que transformó un pequeño puerto de pescadores en uno de los destinos de referencia para todos aquellos que buscan turismo de sol y playa con excelentes infraestructuras. Esta ciudad ofrece efectivamente una capacidad hotelera casi inabarcable, unas playas amplisimas a lo largo del animado paseo y un ambiente nocturno de lo más variado.

Para los que vayan con niños recomendamos el Aqualand Torremolinos, un paraíso de agua y diversión donde toda la familia puede disfrutar del mayor parque acuático de la Costa del Sol con sus toboganes, sus deslizadores multipistas y la posibilidad de poder nadar entre leones marinos o delfines.

Para seguir con el tema de los animales, Torremolinos ofrece también la posibilidad de visitar el Crocodile Park, un parque único en Europa con más de 16 000 m2 y un lago de 6 000 m2 con 5 grandes islotes en los que habitan más de 300 espécimenes de cocodrilos de diferentes especies y países. Durante la visita se puede ver a los cuidadores mientras alimentan a los animales y todo esto a escasa distancia de estos «monstruos prehistóricos».

Por supuesto para la mayoría de las personas, Torremolinos significa playa porque ofrece unos arenales espectaculares como la playa El Bajondillo o la playa La Carihuela unas playas muy largas (más de 3 kilómetros entre las dos) y una anchura media de unos 40 m que ofrecen todos los servicios de unas playas urbanas situadas en pleno centro de la localidad a lo largo de un paseo marítimo interminable en cuanto a  locales de ocio, restauración o venta de todo tipo de artículos. Los más deportistas preferirán la playa Los Álamos una playa más alejada del centro, semi urbana, familiar y que por la calidad de sus olas y la fuerza del viento atrae mucho a los apasionados de surf, kite surf y bodyboard.

Recordar también que Torremolinos pone a disposición de sus visitantes un Centro Ecuestre, un excelente Centro de Buceo PADI de 5 estrellas y una Escuela de Surf abierta todo el año. Así que por tierra, mar o aire ¡la diversión está servida!

 

Cascais, el alma de un pueblo pesquero.

Cascais, el alma de un pueblo pesquero.

Foto de Phil Photos

Cascais,  a apenas 30 kilómetros de Lisboa es una de las principales localidades turísticas de la Costa de Lisboa. En 1930, era una modesta aldea de pescadores que ya atraía a artistas y escritores pero que conoció una popularidad espectacular  cuando la familia real la escogió como destino vacacional habitual.

Cascais es una hermosa ciudad turística que ofrece preciosas playas,  un ambiente muy juvenil y numerosos cafés, restaurantes a pie de playa o locales de ocio así como un abanico de tiendas muy variado. Sin embargo, si lo que deseas es disfrutar de la parte más antigua de la localidad,  no dudes en recorrer el casco antiguo con sus callejas con mil esquinas y sus calles sinuosas. Allí podrás admirar la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción con magníficos azulejos,  el Palacio de los Condes de Castro Guimaraes o el Museo del Mar donde podrás comprender la estrecha relación de esta localidad con el mar a través de varias exposiciones y piezas en las que destacan modelos de barcos y piezas de tesoros a menudo rescatados de barcos hundidos cerca de la costa.

Y si lo que quieres es sencillamente disfrutar del paseo, nada mejor que encaminar tus pasos hacia la Rua da Raita, una calle muy animada donde se puede encontrar cualquier objeto de la original artesanía local como delicados bordados, piezas de cerámica o azulejos pintados a mano. O ¿porqué no acercarse hasta la plaza principal donde van a menudo los pescadores para vender ellos mismos sus capturas del día?

No faltan tampoco lugares naturales que conocer como el Parque do Marechal Carmona un sitio ideal para hacer un pic-nic a la sombra de un árbol después de haber visitado el pequeño zoo o la Boca do Inferno un lugar fascinante donde se pueden ver las olas desaparecer en un cráter hacia el acantilado.

Cascais ofrece también un preciosa playa, Praia Grande do Guincho, un arenal merecedero del distintivo de Bandera Azul por la calidad de sus aguas e integrada en el entorno natural del Parque Natural de Sintra-Cascais.  Es una playa situada en un entorno privilegiado muy apreciada por lo amantes de los deportes náuticos como el surf o  el bodyboard y que acoge en agosto una de las pruebas del Campeonato Mundial de Windsurf por la calidad de sus olas. Muy cerca al norte está la Praia do Abano, una pequeña bahía con un peñasco central muy tranquila e ideal para familias y niños por estar protegida de los vientos por un acantilado.

Muy cerca tenemos también las playas de Estoril, ciudad de turismo estival por excelencia que  ofrece numerosas playas para todos los gustos desde la playa de Tamariz antigua playa preferida de la nobleza lisboeta situada en la Alameda del famoso Casino de Estoril hasta la playa de San Pedro do Estoril un preciosa playa situada a los pies de unos acantilados espectaculares pasando por la deliciosa playa das Moitas y su peculiar piscina de agua de mar.

Cascais es también un excelente punto de partida para conocer mejor la región y en particular Sintra, un precioso pueblo situado a los pies de la sierra del mismo nombre y que reune de una forma tan única la riqueza cultural a la belleza del entorno que la UNESCO creó para ella la categoría específica de «paisaje cultural» al incluirla en las ciudades Patrimonio de la Humanidad.  Allí podrán disfrutar de unas fascinantes vistas sobre la Sierra de Sintra así como admirar magníficos ejemplos de la arquitectura regia de Portugal visitando el Palacio de Pena, el Palacio Nacional de Sintra o el Castillo de los Moros.

¡No dejéis pasar la ocasión de conocer un país tan cercano!