Etiqueta: calas

Visitar Palma de Mallorca : una ciudad abierta al mar

Visitar Palma de Mallorca : una ciudad abierta al mar

Catedral de Palma de Mallorca desde el mar - Palma de Mallorca
Catedral de Palma de Mallorca desde el mar – Palma de Mallorca

Vemos demasiado a menudo imágenes de Palma de Mallorca con playas atestadas de sombrillas y altos edificios de hoteles y apartamentos, sin embargo Palma ofrece mucho más que eso… Lo primero un clima privilegiado con unos 18 grados de media a lo largo del año que hacen que visitar Palma de Mallorca sea siempre una buena idea en cualquier temporada del año.

La isla ofrece muchos pueblos costeros, pequeños puerto sobre todo el la costa oeste y bellos paisajes litorales de acantilados recortados, agradables calas o vistas sobre el interior de la región muy bellas con una vegetación casi salvaje.

Empecemos nuestro paseo por la isla. De todas las islas del archipiélago balear,  Mallorca es seguramente la más turística. Sin embargo ha sabido conservar muchos lugares llenos de encanto que se benefician de un clima mediterráneo y de un verano suave que empieza ya en mayo y sigue hasta bien avanzado el otoño. Su vegetación generosa y algo salvaje recuerda mucho la de Córcega o el interior de Cerdeña, descubriréis paisajes muy variados con playas de arena, calas semi-vírgenes y altas montañas de hasta 1.500 m. ¡Existe una isla para cada tipo de viajero!

Empezaremos por la capital, Palma de Mallorca, allí vive prácticamente la mitad de la población de la isla. Aunque muy conocida por su oferta de playas, la ciudad posee un magnífico casco antiguo al que se le puede dedicar varias horas de visitas. La Catedral, el Palacio de la Almudena, la Lonja y la plaza Mayor son algunos de los puntos de interés que no debe perderse ningún viajero.

 La Catedral : es un imponente edificio que se alza como un guardián en un promontorio de la ciudad directamente sobre las antiguas murallas fortificadas de la ciudad. En su nave principal descansan los restos de los reyes Jaime II y Jaime III y el edificio cuenta con 9 campanas entre las que destaca la inmensa N’Eloi con sus dos metros de diámetro y sus nada menos de 4.517 kilos de peso. Destacar también las reformas llevadas a cabo por Antonio Gaudí, un enamorado del arte y del mar, y los trabajos realizados por el artista Miquel Barceló autor de un precioso mural de cerámica, de varias vidrieras y parte del mobiliario.

El castillo de Bellver : esta curiosa construcción defensiva redonda que se articula alrededor de un amplio patio interior es realmente digna de visita. Destaca sobre Mallorca por su altura y por la vegetación que le rodea y alberga hoy el Museo de Historia de la ciudad con interesantes exposiciones de objetos de la Edad de Bronce hasta nuestros días. El castillo sirve además de escenario privilegiado para númerosos eventos culturales a lo largo del año aunque el periodo estival es el mejor para disfrutar de sus conciertos y muestras artísticas.

Castillo de Bellver - Palma de Mallorca
Castillo de Bellver – Palma de Mallorca

– Palacio de la Almudaina : este antiguo Alcázar y sede del Reino Independiente de Mallorca durante el siglo XIII ofrece unas vistas preciosas sobre la ciudad y merece la pena recorrer sus murallas.

– La Lonja : es la actual sede del Gobierno Autonómico y es considerado como uno de los edificios civiles más bellos de la isla. Merece la pena visitar el interior del edificio, un verdadero bosque de columnas góticas cuyo blanco inmaculado refleja la luz que entra a raudales por las altas ventanas.

Después de conocer la capital podemos emprender nuestro periplo a largo de varios pueblos de la isla :

Esporles : es un pueblecito situado entre Banyalbufar y Valldemosa a unos 15 km de Palma. Situado en las faldas de la Sierra de Tramuntana merece la pena visitar la llamada «Granja d’Esporles» un antiguo convento del siglo XVII que quiere ser el reflejo de la vida y oficios más tradicionales de la zona. Se pueden ver in situ animales de granja como los patos, ocas, cerdo negro etc… pero también podrán admirar los gremios de cordeleros, cerería o espartaría… así como visitar las estancias conservadas como si fueran a volver sus propietarios originales. La finca es además conocida por elaborar un pan de higo espectacular que se puede degustar en las cocinas así como mermeladas artesanas y los famosos buñuelos.

Granja d'Esporles - Esporles en Palma de Mallorca
Granja d’Esporles – Esporles en Palma de Mallorca

Fornalutx : es probablemente uno de los pueblos más bonitos de la costa oeste de la isla y un excelente punto de salida para todos los que quieren hacer senderismo en la isla. Las casas del pueblo están hechas de piedras con tejados de tejas rojas a lo largo de calles estrechas y empinadas cuyas escaleras parecen llevar a la cima de las colinas. Andar por sus calles es seguir un intrincando paseo al pasado por unas calles adoquinadas y pietonales. Fornalutx es considerado como uno de los pueblos más bellos de Mallorca y sigue recibiendo numerosas distinciones por su belleza año tras año.

Calles de Fornalutx - Mallorca
Calles de Fornalutx – Mallorca

Inca : Es la segunda ciudad más grande de la isla y es sobre todo conocida por sus fábricas de cuero y sus bodegas de vino. De hecho varias de esas bodegas han sido reconvertidas en restaurantes donde os recomiendo comer para conocer en un marco muy evocador las mejores recetas de Mallorca.

Plaza de Inca - Mallorca
Plaza de Inca – Mallorca

Sineu : Situada en el centro geográfico de la isla esta pueblecito con mucho encanto acoge los miércoles uno de los mercados más grandes de Mallorca, el único de la isla que vende animales vivos. Es una bonita localidad en plena sierra muy cerca de la estación balnearia de Port de Sóller situada a unos 4 kilómetros pero mucho más orientada al turismo.

Zona del Mercado en Sineu - Mallorca
Zona del Mercado en Sineu – Mallorca

Alcudia : Aquí ya no hablamos de un pueblecito tranquilo sino de la mayor estación balnearia del norte de la isla.Además de una playa de algo más de 13 kilómetros, la ciudad ofrece un preciosa ciudad medieval que conserva su muralla del siglo XIV intacta. En el centro se yergue la iglesia neogótica de San Jaime y también se puede pasear  cerca de un teatro romano y entre los resto de una antigua villa construida por los romanos. Al interior de esos espesos muros numerosos bares y restaurantes populares esperan al visitante y son famosos por ofrecer buena cocina tradicional durante el periodo estival. Una excelente época para conocer la ciudad es justamente el mes de julio durante la Fiesta de San Jaime cuando durante 9 días las calles se engalanan y se llenan de eventos como conciertos, exposiciones, cine al aire libre o fuegos artificiales. Como curiosidad, la localidad alberga el mayor complejo hotelero del mundo, Bellevue, con 8 piscinas y 150.000 m2 de jardines.

Iglesia San Jaime de Alcudia - Mallorca
Iglesia San Jaime de Alcudia – Mallorca

Cala d’Or : situada en las costa este de Mallorca esta localidad es muy conocida por su Festival de Jazz. Un festival que atrae a todos los amantes de este tipo de música en particular a nuestros vecinas alemanes ya que el principal promotor del evento es Wolf Wagemann oriundo de Alemania pero visitante habitual de las Baleares. Es un pueblo muy animado durante el verano pero aún así mucho más tranquilo que los grandes centros vacacionales de Mallorca y merece la pena recorrer su cala, un pequeños oasis de tranquilidad, entre rocas, vegetación salvaje y aguas azules.

Cala d'Or -Mallorca
Cala d’Or -Mallorca

Deià : después de playas y calas vamos a terminar con un pequeño pueblo recogido a lo alto de una colina en la sierra de la Tramuntana. Es conocido por haber albergado numerosos artistas y escritores,  como Robert Graves que fue uno de los primeros extranjeros en instalarse en localidad, Anaïs Nin visitó la localidad en los años 20 y el poeta y novelista nicaragüense Claribel Alegría sigue viviendo en el pueblo. Sin embargo en los últimos años las estrellas del rock han eclipsado los artistas de la pluma o el pincel y hasta el magnate de Virgin, Richard Branson, ha adquirido una residencia en Deià, un pueblo acogedor y con mucho encanto.

Calles de Deià - Mallorca
Calles de Deià – Mallorca

Espero que estas pequeñas pinceladas sobre Mallorca os hayan dado ganas de conocer un poquito mejor esta isla y de recorrer tanto sus playas que son preciosas como su interior que guarda todavía muchos secretos. ¡A preparar las maletas!

Menorca : un paraíso a dos pasos de casa.

Menorca : un paraíso a dos pasos de casa.

Menorca es un destino que enamora, no conozco a nadie que haya estado allí y no tenga ganas de volver cuanto antes… A menudo se nos van los ojos detrás de las fotos del Caribe pero ¿ que os parece la que preside esto post? ¿Verdad que no tiene nada que envidiar a las imágenes que ilustran los catálogos de vacaciones en Varadero o Santo Domingo? Además se puede volar a Menorca desde la mayoría de los aeropuertos españoles y con precios a menudo muy competitivos.

Las isla rebosa de calas pero os voy a recomendar algunas que por su cercanía a Ciutadella pueden interesaros, las dimensiones de las isla os permiten dedicar tranquilamente un día a cada cala e incluso os deja tiempo para descubrir alguna por vuestra cuenta. ¡Así que a ponerse de nuevo el bañador que no vamos a la playa!

La Cala Turqueta está a menos de 10 km de Ciutadella, y ofrece unas vistas de ensueño con un playa inmaculada de arena blanca finí­sima y unas aguas tranquilas de un azul inverosí­mil. Esta rodeada de una frondosa vegetación de pinos que llega hasta el mar y se mantiene casi virgen. El lugar ideal para olvidarse del mundo…

Hacia el oeste nos encontramos con dos calas la Cala Macarella y la Cala Macarelleta. Algunos consideran la primera de ellas como la cala más bella de Menorca aunque a mí la verdad me cuesta mucho decidirme por alguna de ellas. Lo que si es cierto es que es una cala muy pintoresca con un acceso abrupto a través de caminos angostos que llegan hasta los dos aparcamientos (uno privado y el otro público) y que se parece mucho también a un rincón del Caribe con unas aguas cristalinas, arena muy blanca y una vegetación sin domar.

Otra cala deslumbrante es la Cala Mitjana, es una playa totalmente virgen en el suroeste de la isla, con una longitud de 100 m y una anchura máxima de unos 140 m de arena dorada. Es lugar de ensueño para practicar el submarinismo por sus fondos rocosos llenos de peces en unas aguas de color esmeralda.

Para los que prefieran una playa más «urbana» con una arenal más amplio os recomiendo la Cala Galdana. Tiene una forma de concha c0n una extensión media de 100 m por 140 m de anchura con unas aguas poco profundas y muy tranquilas que la convierten en el lugar ideal para disfrutar con niños. Se accede a ella muy facilmente en coche lo que simplifica también los desplazamientos familiares…

Además de todas estas playas idílicas os recomiendo también la visita de Ciutadella, antigua capital de la isla, que ofrece un sorprendente conjunto de monumentos megalíticos como taulas, talayots y navetas y un centro histórico Es Born, con unas preciosas calles medievales con numerosos palacios, iglesias, fortalezas y una imponente catedral. Sobra decir que también os recomiendo encarecidamente la degustación platos de cocina menorquina donde abundan los productos del mar unidos a gran oferta de dulces y postres.

6 playas increíbles de España

6 playas increíbles de España

Foto de Nemesis Design

España es un lugar privilegiado en cuento a playas eso lo sabí­amos de sobras pero, aunque parezca mentira, nuestras costas aún pueden sorprendernos con algunos lugares a veces poco conocidos que ofrecen al viajero unos paisajes que le sorprenderán y le enamorarán… Vamos a nombrar 6 de ellos que merecerían por si solos una visita.

  • La playa de las Cuevas a escasos kilómetros de Llanes en Asturias, un cala custodiada por unas imponentes rocas que forman cuevas entre las cuales se puede pasear.
  • La playa de Sotavento en Fuerteventura ofrece un paísaje espectacular tipo playa caribeña con aguas que combinan todos los colores del celeste al turquesa y arenas doradas.
  • La playa de Gulpiyuri, otra playa de Asturias, es un caso casi único en el mundo de una cala situada al interior de las tierras entra prados y conectada al mar… ¡por una cueva!
  • La playa de Ses Illetes, problamente la playa más conocida de Baleares en Formentera que debe su merecida fama a unas aguas cristalinas que acarician unas playas de arena blanquísima.
  • Otra playa entre las más famosas de España, la Playa de las Catedrales en Galicia que ya comentamos en un post anterior y que siempre deslumbra a los turistas que la visitan.
  • Y, para terminar hablaremos de una playa muchos consideran como unas de las mejores playas del mundo, la playa de Rodas en las Islas Cies en Galicia un paraíso de aguas cristalinas y arena fina y blanca al que se puede llegar únicamente en barco. Allí los visitantes encontrarán una interminable extensión de playas bordeadas por un bosque de eucaliptos y pinos.
Foto de Cancela de Sas
Disfrutando de Playa de Aro

Disfrutando de Playa de Aro

Foto de Freebird_71

Para escapar de algunas playas abarrotadas de nuestras costas una opción estupenda es buscar refugio en las tranquilas calas de la Costa Brava y en particular en las de Playa de Aro.

Yo pasé allí unos días con la «family» a finales del mes de junio y la verdad es que os lo recomiendo porque merece la pena en muchos aspectos :

– Tiene una playa amplí­sima para todos aquellos que busquen arena dorada y una playa urbana para disfrutar de todos los servicios de chiringuitos, restaurantes, paseo marítimo etc…

– Existen una infinidad de calas a lo largo de la costa, con preciosas formaciones de rocas rodeando un mar de un azul intenso, que permiten estar en un entorno más «natural» y con muy poca gente ya que las calas suelen ser de medida modesta. Son además ideales para ir con niños porque las rocas forman a menudo pequeñas «piscinas naturales» donde el oleaje es casi inexistente lo que les permite jugar y disfrutar del agua sin peligro.

– Y también se puede recorrer la mayor parte de esta costa a través de un camino de ronda antiguamente construido para que la Guardia Civil pudiese impedir el contrabando costero. Hoy en día queda un precioso recorrido entre rocas y caminos que discurren entre  pinares, que nos hacen descubrir el mar y unas deliciosas calas y caletas donde apetece quedarse un rato para disfrutar del sol. Todo eso con unas vistas increí­bles hacia la propia costa y el mar.

Y después de la playita, el centro de Playa de Aro ofrece todo lo que se pueda desear en cuanto a tiendas de recuerdos, «boutiques» para renovar el vestuario y locales para tomarse tranquilamente un refresco antes de ir a cenar o para pasar toda la noches disfrutando del ambiente más puntero. ¡Así todo el mundo contento!