La pista de patinaje más alta del mundo está en París!

Estamos llegando poco a poco al final del invierno (una buena noticia para mi!) y sin embargo hoy os voy a hablar de la pista de hielo más alta del mundo situada en París. Estará abierta desde el 10 de febrero hasta el 5 de marzo en lo alto de la Torre Montparnasse, la mejor vista panorámica de París, con permiso de la Torre Eiffel.

El piso 59º de la Torre acoge está pista de 210 m2 donde se puede patinar a 210 m de altura sobre la bella ciudad de París.  No es una superficie muy grande pero lo suficiente para pasar un rato agradable disfrutando de las vistas sobre las ciudad de las luces y las 105 placas de polietileno de 27 kg cada una, debajo del hielo, garantizan un deslizamiento cómodo y seguro.  Además de los adultos, los niños son bienvenidos a partir de los dos años y se puede alquilar para ellos sillas-trineo y patines de dos cuchillas, y para los que quieran patinar “como los mayores” un pasillo alrededor de la pista central está reservada para grandes debutantes.

Para ayudar a combatir las bajas temperaturas un bar de bebidas está a disposición de patinadores y no patinadores para tomar chocolates calentitos y vinos especiados al más puro estilo de los mercados navideños de los países del norte.

Y para los que quieren aprovechar para darle un toque deportista a su incursión a lo más alto de París, 2 pistas de curling de 10 m de largo por 2 de ancho permitan a lo más atrevidos conocer este deporte tan apreciado en los países nórdicos y que los demás… ¡solo vemos en los Juegos Olímpicos de Invierno!

Por la noche el bar ofrece además una zona “especial champán” (¡por algo estamos en Francia!) y un juego de luces sigue los movimientos de los patinadores sobre el hielo. Este proyecto pretende atraer hasta 50.000 patinadores durante sus días de apertura, maravillando a todos los visitantes con sus vistas de 360º sobre sobre una de las ciudades más bellas del mundo ¡sobre todo de noche!

Imagen de la web France3

10 películas que dan ganas de salir de viaje

Seguro que más de uno habéis salido de una sesión de cine con unas ganas tremendas de conocer, “de verdad”, los paisajes que os han enamorado en la película. ¡A mi me pasa constantemente! Soy muy soñadora y me meto totalmente en los argumentos, ya sean de cine como de literatura por cierto, y siempre trato de visitarlos si puedo en algún momento… Al pensar en esto, me han venido a la memoria algunas películas que me inspiraron en su momento y quiero compartirlas con vosotros para ver si os inspiraron las mismas sensaciones. Si tenéis alguna película que os haya animado a comprar un billete para conocer algún país no dudéis en compartirlo conmigo para preparar otro post sobre el tema. ¡Vamos allá!

1 – Memorias de África :

¡Quién no ha soñado con coger un avión con Robert Redford y sobrevolar el Gran Rift después de ver esta película! Kenya es sin duda el tercer protagonista de esta gran historia de amor entre Denys Finch-Hatton y Karen Blixen y está perfectamente retratado en esta película. Unas imágenes espectaculares y una música muy evocadora animaría a cualquier a hacer las maletas

Memorias de África - Sidney Pollack

2 – La playa :

Sin ser una de las grandes películas de Leonardo Dicaprio (¡ni de lejos!), si que fue una inspiración para muchos jóvenes que decidieron conocer Tailandia como el protagonista, con mochila y muchas ganas de vivir una aventura en plena naturaleza. Algunos afirman incluso que la playa de Phi Phi Leh, donde tiene lugar buena parte de la película, ha perdido mucho de su encanto desde que es conocido por turistas y muchos tour operadores locales…

La playa - Leonardo Dicaprio

3 – Manhattan :

¡Otra obra maestra de Woody Allen! Es muy conocido el amor sin paliativos que siente este gran director de cine por Nueva York y por eso no llama la atención que muchas de sus películas tengan lugar en esta ciudad. En esta película, como en ninguna otra, se retrata la ciudad como un rincón casi mágico con imágenes preciosas en blanco y negro y una música, de Gerswin, que se pasea por la historia como una protagonista más. Nueva York no podía escoger mejor embajadora para darle a conocer (¡más todavía!) por el mundo.

Manhattan- Woody Allen

4 – El fabuloso destino de Amélie Poulain :

Más conocida sencillamente como “Amélie“, esta película es, a mi gusto una de las películas más ñoñas que he visto en mi vida… Sin embargo reconozco que retrata la capital de Francia bajo un sol eterno de primavera que la hace aún más bella de lo que es, ¡y ya es mucho! Para muchos cinéfilos, ya no se concibe una visita de París sin recorrer el Canal Saint Martin, subir por las escaleras de Montmartre o acercarse a conocer el “Café des 2 moulins” donde trabaja la protagonista.

El fabuloso destino de Amélie Poulain

5 – Easy Rider :

¡Una película mítica y viajera donde las haya! Sexo, drogas y rock and roll en un viaje iniciativo que lleva los protagonistas desde Los Angeles a Nueva Orleans a través de las carreteras más desérticas del país. Desde los años 70, son muchos los que han querido emular a Dennis Hopper y Peter Fonda siguiendo su misma ruta o recorriendo la Ruta 66 al completo, otro gran atractivo turístico para todos los amantes de la carretera. Esta película representó un tipo de vida, de música y es el símbolo de toda una generación.

Easy Rider

6 – Lost in Translation :

Sofia Coppola nos enseñaba en esta película los aspectos más chocantes de la cultura japonesa para los occidentales, desde diálogos casi burlescos, hasta escenas de calles bastante peculiares, la película nos retrata Japón, y en particular Tokio, como un mundo totalmente diferente al que conocemos donde dos personas que no tienen en principio nada en común unen sus destinos para darles algo de sentido a sus vidas. Muchos entusiastas han decidido viajar a Japón después de ver esta película atraídos por tan exótica visión de la vida de la ciudad.

Lost in Translation - Sofia Coppola

7 – Historias mínimas :

Una película intimista de Carlos Sorin nos descubre los interminables paisajes de La Patagonia argentina a través de tres historias . Cada historia refleja detalles de vidas cotidianas sencillas que hacen parecer más desmesuradas aún las localizaciones donde se mueven los protagonistas. Merece la pena conocer esta parte de Argentina para comprender la inmensidad del país y poder llegar a Ushuaia, el Fin del Mundo…

Historias Mínimas

8 – Las aventuras de Jeremiah Johnson :

Sidney Pollack nos lleva hasta las Rocosas de Canadá para seguir la andanzas de un Robert Redford en estado de gracia, muy a gusto en medio de paisajes salvajes y animales de todo tipo. Esas imágenes de las Rocosas reflejadas en las aguas del río Maligne o el lago Brule, refugio de cazadores y tramperos animaría a cualquiera a ponerse de viaje para perderse en los senderos del Parque Nacional Jasper donde se rodó la película.

Jeremiah Johnson - Sidney Pollack

9 – Notting Hill :

Ya sé que no es la mejor película del mundo pero mucha gente decidió visitar este barrio londinense después de ver la historia de amor entre la estrella de Hollywood (Julia Roberts) y el propietario de una modesta librería de libros de viajes (Hugh Grant), ¡muy oportuno para nuestro post! Londres no necesita mucha ayuda porque ya es una de las ciudades más visitadas de Europa pero nunca viene mal un pequeño incentivo sobre todo si viene bajo la forma de una comedia romántica.

Notting Hill - Roger Michell

10 – ¡Mamma Mía! :

¡Reconozco que disfruté como una enana al ver esta película! No soy especialmente fan de Abba, pero me parece una película sin pretensiones, divertida y que suele ponerme de buen humor, además soy muy fan de Meryl Streep y me parece fantástico que a estas alturas de su carrera sea capaz de no tomarse para nada en serio y hacer este tipo de papeles. Si después de ver esta película no os apetece visitar Grecia es que sois insensibles a la belleza!

Mamma Mía - Meryl Streep

10 datos curiosos sobre capitales del mundo.

Para terminar la semana relajaditos voy a compartir con vosotros algunos datos curiosos sobre capitales del mundo. Seguro que para hacer un juego tipo “test” al final de una comida familiar os vale. ¡Ya he hecho algún post sobre datos curiosos de ciudades así que podéis acumular información! Y si os sabéis algún dato más sobres capitales, no dudéis en compartirlo conmigo así yo también ampliaré el próximo juego familiar…

1 – Por ejemplo ¿alguien es capaz de decir, sin llegar al colapso, el verdadero nombre de Bangkok? “Krung Thep mahanakhon amon rattanakosin mahintara ayuthaya mahadilok phop noppharat ratchathani burirom udomratchaniwet mahasathan amon piman awatan sathit sakkathattiya witsanukam prasit“. En cuanto a la pronunciación os aconsejo preguntarsela a un autóctono porque yo renuncio…

2 – Otra cosa que yo no sabía tampoco : ¿sabéis cuál es la capital más reciente del mundo? Pues está en Kazajistán y se llama Astaná.

3 – ¿Y la capital más antigua? Todos los eruditos no están del todo de acuerdo con esta afirmación pero parece que la capital más antigua del mundo es Damasco en Siria con más de 12.000 años de existencia.

4 – Y ahora vamos a hacer algo de ejercicio para llegar a la capital más elevada del mundo. Este honor recae en La Paz en Bolivia con una altitud aproximada de 3650 m sobre el mar.

5 – Otro dato curioso : ¿ sabíais que Madrid se encuentra a apenas 50 km del punto central geográfico de la península ibérica?

6 – Y seguro que habíais olvidado que la capital de Brasil es Brasilia y no Río de Janeiro. ¡Es que los Carnavales marcan mucho!

7 – Y ¿alguien se acuerda de la capital de Vietnám? Es Hanoi aunque la ciudad más poblada es Ho Chi minh (la antigua Saigón).

8 – Y ahora vamos a hablar de la capital más poblada del mundo que no es México como muchos piensan sino Tokio con casi 34 millones de habitantes.

9 – Y si nos vamos hasta la capital menos poblada del mundo llegaremos hasta la República de Palau donde solo 271 habitantes habitan la ciudad

10 – Terminaremos con una nota para los amantes de la naturaleza, París es conocida de todos como la “Ciudad de las Luces“, la “Ciudad del Amor“… ¡pero seguro que no se os habría ocurrido llamarla la “Ciudad de los Árboles“! Pues como lo leéis: París tiene el honor de ser la capital con más árboles de Europa : 478.000 árboles de más de 120 especies diferentes. También os podéis pasear por sus dos bosques, las 995 hectareas de Vincennes al este y Boulogne al oeste con 852 hectareas.

Foto de Christopher

París : una pared para decir “Te quiero”

Foto de Nico Paix

Hace muy pocos días hice un post sobre París donde os contaba uno de mis paseos favoritos en la capital, aderezado de alguna recomendación golosa como ya va siendo habitual en mi…, pero no me resisto a comentaros de nuevo un pequeño rincón de esta ciudad. Ya sabemos todos que París es la ciudad de las luces y del amor y como tributo a este último apelativo dos artistas Frédéric Baron y Claire Kito han decidido declinar en una pared de la ciudad las palabras “Te quiero” en más de 300 idiomas.

Esta amorosa pared, “Le Mur des je t’aime”  está además situada en uno de los barrios más pintorescos de París, Montmartre, en un parque muy pequeñito el “Square Jehan Rictus” que nos trae de vuelta al ambiente de los barrios parisinos de principios del siglo XX. Este muro está compuesto por 612 placas de lava esmaltada de 22×29,7 cm, el tamaño de las hojas donde Frédéric Baron recogió esta sencilla frase en idiomas tan inusuales como el tamúl, el swahili o el lingala. Todas estas placas juntas forman una superficie de 40 m2 donde viene rubricada con diferentes caligrafías diseñadas por Claire Kito un “Te quiero” internacional e igual de intenso en cualquier idioma…

Os indico este sitio porque está situado en un barrio muy turístico de París, al lado del Sagrado Corazón, la Butte-Montmartre o el Moulin Rouge, pero ofrece una visión más romántica en unas calles algo apartadas de los principales focos de interés turístico de la zona. Os recomiendo de todas formas echar un vistazo a la web de este muro, aunque redactada en francés, está muy bien hecha y tiene un apartado muy divertido para oír “te quiero” en varios idiomas y poder practicarlo si os apetece o queréis deslumbrar a la vecina/o extranjera/o de vuestro portal…

¡Animaos a salir de viaje y a visitar París, es una ciudad que nunca defrauda!

Lo que no te puedes perder si visitas París

Foto de Dalbera

Quizás estáis planeando un viaje a París para el Puente de la Inmaculada o Navidades o al contrario no os habéis acordado de la capital de Francia para hacer una escapada aprovechando algún día libre… Bueno, pues yo soy una enamorada de París y no pierdo una ocasión de volver siempre que puedo así que con este modesto post voy a intentar aumentar todavía más las ganas de ir de los que quieren visitarla y dárselas a los que no lo habían contemplado.

No os voy a hablar de la Torre Eiffel, el Arco de Triunfo o  los Campos Elíseos porque vienen en todas las guías y no hace falta más incentivos para darlos a conocer, yo os propongo un paseo por los andenes del Sena y algunas recomendaciones sobre lugares donde apetece ir a comer…

Dar un paseo por los “quais de la Seine” es una de las formas más bonitas y apacibles de conocer París. Os recomiendo sobre todo el “Quai de la Megisserie“, está situado cerca del Palacio de Justicia al lado del Pont Neuf (¡un “puente nuevo” que es el más antiguo de París!). Allí se pueden ver multitudes de tiendas de flores, plantas, animales exóticos, pajarerías, antiguas tiendas de simientes y abonos… en un ambiente muy animado y colorido. Siguiendo por ese andén se llega también a varios mercados de fruta y verdura que merece la pena recorrer. Y como en París monumentos no faltan, yo os recomiendo ver uno que está muy cerquita en la isla de la Cité, es la Sainte Chapelle situada al interior del Palacio de Justicia. Es una preciosidad construida bajo el reinado del rey “Saint Louis” y planeada como un relicario gigante en un estilo gótico radiante que no se puede ver en ningún otro sitio de la capital con ese acabado tan perfecto.

Sainte Chapelle - Paris
Sainte Chapelle – Paris

Si lo que os apetece es ver libros antiguos tenéis que pasear desde el Puente Marie hasta el Quai du Louvre si estáis en la ribera derecha o desde el Quai de Tournelle hasta el Quai de Voltaire si estáis en la ribera izquierda del Sena. Allí parece que el tiempo se ha detenido y los puestos “colgados sobre los parapetos de los andenes”, están exactamente igual que se crearon en los años 30 para burlar una ley que prohibía la venta ambulante.

Para comer yo os recomendaría una zona y un establecimiento. La primera está cerca de la Universidad de la Sorbonne en el barrio de Saint-Michel  es la calle de la Huchette (y algunas de las calles adyacentes) y lo mejor es ir un día entre semana porque es un barrio estudiantil que se vuelve demasiado tranquilo durante el fin de semana cuando los estudiantes de quedan en casa estudiando (¡supuestamente!). La calle de la Huchette está llena de restaurantes griegos que proponen todos más o menos la misma comida pero lo divertido es el ambiente : música griega en vivo sin parar, camareros que tiran los platos al suelo según una antigua tradición griega pero sobre todo para atraer al paseante y unas brochetas gigantes que le darían hambre al más inapetente. No vais a tener la experiencia gastronómica de vuestra vida pero lo vais a pasar francamente bien.

Atrayendo al hambriento con escaparates de lo más vistosos!
¡Atrayendo al hambriento con escaparates de lo más vistosos!

Y un restaurante que me parece estupendo para disfrutar de buena comida en un auténtico ambiente de bistró parisino y a unos precios desafiando cualquier competencia, sobre todo en la capital, es el restaurante “Chartier“. Está situado en el Faubourg Montmartre y lleva más de 100 años ofreciendo la verdadera cocina de bistró en una sala inmensa donde se ha conservado toda la decoración del siglo pasado y donde los camareros siguen atendiendo vestidos de negro con un gran delantal blanco. Se come muy bien y da la sensación de hacer de extra en la película de My Fair Lady…  ¡Quién da más!

Hoteles para valientes en Halloween

Foto de riptheskull

Aprovechando esta festividad entre terrorí­fica y casi paródica, muchos hoteles y casas rurales españolas han decidido ampliar su oferta con unas propuestas especiales para “amantes de los sustos“… A lo largo de la península no faltan hoteles que ofrecen espectáculos a cargo de tropas de teatro donde se recrean cenas terroríficas con apariciones de alguna meiga gallega injustamente condenada por la inquisición como en la casa rural Casa Sueiro en Pontevedra.

Otra forma de pasar la noche es participar en una auténtica película de suspense donde los visitantes tendrán que encontrar la solución a algún misterio mientras tienen que convivir con fantasmas, asesinos o viejecitas con muy malas intenciones como en la Quinta Montalban en Toledo.

Entre otras casas rurales de Valencia, el Caserón de las Alcusses Moixent ofrecerá durante toda la semana de Halloween la posibilidad de imbuirse del espíritu de Agatha Cristie buscando pistas a través de los mensajes que mandan los muertos desde al más allá

En Tenerife, en le Mare Nostrum Resort incluso recomiendan no abrir bajo ningún concepto la puerta ¡si se oyen ruidos de cadenas en el pasillo!

Y para completar esta oferta, como siempre los diferentes parques temáticos de la península se han puesto a la hora del terror con múltiples ofertas que encantarán a pequeños y mayores como Port Aventura con su ya habitual oferta de Halloween hasta el 11 de noviembre, el Warner Park con su “pesadilla de Halloween” que recibirá a sus visitantes hasta el 10 de noviembre o, para los que prefieran salir de nuestras fronteras, Disneyland París con una oferta un poco “menos” terrórifica para todos los públicos hasta el 4 de noviembre.

Las 10 calles más chic para ir de compras

Foto de Andrew Hux

Vamos a darnos un capricho e irnos de viaje aprovechando para hacer shopping en algunos de los sitios más “chic” del planeta. Si no nos llega para comprar, da igual, son calles a menudo muy bonitas y de todas formas todas tienen ese “aliciente glamouroso” que da andar por algunos de los m2 más caros del mundo

Una de las calles más “eléctricas” del mundo es Shibuya en Tokio. Es una calle que hemos visto en numerosas películas siempre atestada de tokiotas que recorren su parte peatonal para llegar a otros puntos de la capital. Los visitantes podrán encontrar allí una representación de marcas de ropa de todo el mundo como Gap, Zara o Forever 21 así como uno de los centros comerciales más famosos de la ciudad el “Shibuya 109” donde las diferentes tribus urbanas japonesas pueden comprar sus “uniformes” y transformarse en héroes manga o cualquier otra cosa que se les ocurra. ¡No podemos negar que algunos adolescentes japoneses son muy peculiares a la hora de vestir!

Por no salir tan pronto de Japón nos iremos muy cerquita a Ginza también en Tokyo. En este caso estamos en el barrio más chic de la capital, allí encontramos tiendas como Hermès o un centro comercial hermano gemelo del “Printemps-Galeries Lafayette” de París. Estas tiendas se visitan casi más por su arquitectura que por lo productos que ofrecen y que solo pueden permitirse unos pocos privilegiados, pero el paseo por la zona merece la pena.

Más cerca de nosotros está New Bond Street en Londres que como su nombre no indica es una calle muy antigua de la capital de Gran Bretaña, que llega hasta Picadilly. Ya la nombraba Jane Austen en “Sentido y Sensibilidad” y también Virginia Woolf en “La señora Dalloway” y tiene una parte cubierta (Old Bond Street) muy propia para refugiarse de las lluvias londinenses. Tiene el honor de ser considerada la calle más cara de Europa seguida de cerca por los Campos Elíseos parisinos y alberga algunas marcas tan famosas como Gucci, Mc Queen, Armani o la más británica de las más marcas británicas, Burberry.

Una calle quizás menos conocida pero igual de atractiva es la North Michigan Avenue de Chicago. Esta calle atraviesa el río Chicago y es considerada la milla de oro de la ciudad por ofrecer una cantidad infinita de tiendas de lujo, boutiques, restaurantes de gran renombre y los mejores hoteles de lujo del estado de Illinois. Como curiosidad, además de ver la atractivas vitrinas de la calle podéis acercaos también hasta la sede del Chicago Tribune un periódico que informa a los habitantes de Chicago desde 1847.

Seguiremos en Estados Unidos para ir hasta Beverlly Hills en los Angeles y más concretamente a Rodeo Drive. ¿Habéis visto “Pretty Woman“? ¡Pues ya sabéis todo de esta calle donde hace sus compras una jovencisima Julia Roberts! Rodeo Drive se inspira libremente de la arquitectura de una calle parisina del barrio de Montmartre para acoger a las mejores marcas de moda del mundo en unas tiendas muy coquetas y con un toque de elegante nostalgia parisina. Chanel, Cartier, Dior, Versace… no falta nadie.

No nos movemos de Estados Unidos pero esta vez nos dirigimos a Nueva York donde no podemos perdernos la Quinta Avenida. Además de ser la calle más cara del mundo, esta arteria de más de 11 kilómetros de largo es el templo del glamour y del chic americano. Atraviesa todo Manhattan con una selección de las boutiques más selectas del mundo Cartier, Tiffany’s, Saks… en fin, que por muy exigentes que seáis, aqui se encuentra de todo.

Vamos a dejar el Nuevo Continente e irnos a Italia, a la Galleria Victor Emmanuelle de Milán. No es una calle propiamente dicha sino un pasaje que conecta la plaza del Duomo con el teatro de la Scala y que, como lo ilustra la foto que preside el post, parece sacada de los mejores años de la arquitectura del siglo XIX. El espacio central de este octágono está rematado por una impresionante cúpula central de vidrio que da luz y una amplitud excepcional a esta “Galleria” que acoge las mejores tiendas del mundo en unas boutiques que, renunciando a sus colores habituales, están rotuladas en negro y oro para mantener la unidad estética de este mágnifico pasaje.

Otra calle mítica si las hay es la Avenida de los Campos Elíseos en París. Mide casi 2 kilómetros y une la plaza Charles de Gaulle (o place de l’Étoile) a la plaza de la Concordia. En la parte más cercana al Arco de Triunfo es donde encontraremos las representaciones de las marcas más lujosas como Vuitton, Cartier, Dior, Prada… y una de las tiendas de música más grandes del mundo la Virgin Megastore. En la parte baja de la avenida, la que desemboca en el Obelisco, encontraremos jardines y numerosos palacios (algunos transformados en hoteles como el hotel Crillón en la misma plaza),  lo que permite terminar de forma muy agradable el paseo por la capital francesa.

Terminaremos por dos ejemplos un poco diferentes el primero es el de Causeway Bay en Hong Kong que no es una calle sino un barrio que ofrece 3 calles para hacer shopping, la calle Central, la calle Tsim Sha Tsui y la calle Causeway Bay. En todas ellas encontraremos las mejores y más exclusivas boutiques del mundo en un sitio donde el m2 es el más caro de Asia incluso por delante de Ginza en Japón.

Y por último una calle que tampoco es una calle sino un inmenso centro comercial : el Mall of The Emirates en Dubaï. En una superficie de unos 30.000 m2 se encuentran casi 600 tiendas de moda internacional, representaciones de las mejores marcas de electrónica y telefoní­a móvil o las más lujosas joyerí­as del mundo como Boucheron, Breguet o Chopard. Y para reponerse de tanto gasto nada mejor que acercarse a alguno de los restaurantes del centro donde ofrecen desde la más exquisita cocina internacional hasta la mejor oferta de cocina oriental en más de 80 establecimientos.

Pues lo que yo decía al empezar el post : para comprar igual no nos llega pero siempre se puede ir de paseo ¿o, no?