Etiqueta: parque natural

10 razones para visitar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno

10 razones para visitar el Parque de la Naturaleza de Cabárceno

El Parque de la Naturaleza de Cabárceno no es un parque convencional, ni un zoológico convencional. Es algo distinto, algo inolvidable y algo que hay que visitar alguna vez en la vida. Aquí van 10 razones por si necesitabas que te convencieran.

Parque de Cabárceno
Foto de rahego

1.- El paisaje. Desconectar significa visitar Cabárceno. Quédate unos minutos sentado en un banco con la mente en blanco mirando cómo un bisonte camina por el horizonte. Si junto a este momento al día le da por atardecer tras su majestuosa silueta, entonces estarás junto a la fotografía mental que hará que tus problemas parezcan más livianos.

2.- Los animales en libertad. Ir a un zoológico debería ser una experiencia bonita porque te plantas cara a cara frente a animales que no verías un día normal. Las fotografías de los libros y los vídeos del National Geographic se materializan en seres vivos de carne y hueso que te hacen creer que estás de viaje por Kenia. Sin embargo, lo que en realidad ves es una realidad oscura sobre unos animales encerrados en una jaula sin poder echar de menos su vida en libertad porque ya ni se acuerdan de ella. Mientras tanto, Cabárceno tiene 750 hectáreas donde sus animales pueden correr y trotar como lo harían en la sabana africana o en las montañas de Canadá. A muchos los ves desde lejos, como los verías si fueras a verles en su habitat natural. Tal y como dicen en su página web: «Las instalaciones están entre las mejor valoradas por los organismos que vigilan las condiciones de vida de los animales«.

3.- La selección de animales. En el Parque, si algo no falta, es la variedad. Avestruces, bisontes, búfalos, cebras, dromedarios, elefantes, gorilas, hienas, hipopótamos, jaguares, jirafas, leones, osos, rinocerontes, tigres… Puedes ver todas sus fichas en la página web.

4.- Pasar el día en familia. Sin lugar a dudas, uno de los grandes atractivos del Parque es que sirve para pasar un día entero, desde el desayuno hasta la puesta del sol, junto a la familia. Hay zonas de recreo, merenderos, miradores, rutas botánicas, cafeterías, restaurantes, parques infantiles, actividades de todo tipo… y animales.

5.- El Reptilario. Hay animales a los que no sería buena idea dejarlos en libertad absoluta conviviendo junto con los turistas. Aun así, disfrutan de grandes espacios donde se las puede ver campar a sus anchas. Cobras, serpientes de cascabel, víboras gigantes… Preciosos reptiles que disfrutar admirando su contoneo y su agresiva pose desafiante. Para los más miedosos también hay lagartos y tortugas.

6.- Rutas botánicas. Hay varias rutas botánicas que complementan de manera sublime a las visitas al territorio de los animales. Se pueden ver tejos, alcornoques, nogales, abedules, tilos, hayas o castaños, entre otros, y aprender un poco sobre ellos y sobre sus características.

7.- Aula medioambiental. Los programas didácticos que ofrece el Parque, dirigidos a grupos de edades desde los 3 a los 18 años, enseñan a «amar, valorar y respetar nuestro entorno natural, la fauna y la flora» como dicen en la página web. Actividades sobre por qué no contaminar los mares, sobre cómo no agotar los recursos y hasta temáticos de animales específicos como los elefantes o los gorilas. Más información en la web.

Parque Natural de Cabárceno
Foto de asturdesign

8.- Actividad científica. Además de todas estas actividades lúdicas y turísticas, el Parque también tiene unas metas científicas en las que se alza como puntera. Junto al Deutsches Primatenzentrum y la Universidad de Gottingen (Alemania), han investigado el ciclo sexual de la hembra de elefante africano por métodos no invasivos (muestras de heces y orina). Aunque estos avances no estén disponibles para el turista tan fácilmente como lo están los animales en libertad o las rutas botánicas, sí que se puede uno informar y conocer qué se hace tras las puertas que ponen «Solo personal autorizado«.

9.- Técnicas de vuelo de aves rapaces. No conviene irse del parque sin ver estas técnicas de vuelo de rapaces que harán emitir más de un «ooooh» cuando una de estas aves sobrevuele las cabezas de los presentes. Hay que informarse bien de los horarios de esta actividad porque según el mes, las horas varían.

10.- Completar las vacaciones en Cantabria. Si además se quiere disfrutar de unos días más por los preciosos parajes de Cantabria recomendamos algunos lugares que se deben visitar y en los que se puede hospedarse. No hay que irse de Cantabria sin ver Santander, la ciudad-balneario de El Sardinero y el Palacio de la Magdalena. Prohibido marcharse sin ver la Colegiata de Santa Juliana de Santillana del Mar o las Cuevas de Altamira, en las cercanías. Y nada de irse sin ver el Parque Natural de Oyambre en Comillas. Aunque realmente cualquier lugar de la infinita Cantabria sería un buen destino, incluso para practicar surf.

Vigo, sus playas, las Islas Cíes, y otros encantos

Vigo, sus playas, las Islas Cíes, y otros encantos

En un anterior post comenté mi visita por la zona de Baiona. Como ya dije, en esas vacaciones, me recorrí una buena parte de las llamadas Rias Baixas, y la siguiente parada fue la zona de Vigo. Esta ciudad, que supera en número de habitantes a la capital, Pontevedra, es una de zonas mas conocidas y visitadas de Galicia. Y por supuesto cuenta con unas cuantas playas y sitios que merece la pena reseñar.

Como a mi me habían recomendado no perderme las playas de Islas Cíes, fueron las primeras que visité. Son playas declaradas Parque Natural y están exquisitamente cuidadas. Están a unos 15 km de Vigo, y solo se puede acceder por barco, llevando un exhaustivo control sobre el número de personas que pueden visitarlas cada día. Una de las playas que forman estas islas, la playa de Rodas, fue considerada en 2007 por el periódico «The Guardian» como la mejor playa del mundo. A mi me impresionó muchísimo el perfecto estado de conservación de las playas, su limpieza y sus aguas tan cristalinas. Y eso es debido, en gran parte al estricto control que tienen, tanto debido a su tratamiento como Parque Natural, como al hecho de que no son muy populosas. Solo los residentes en el camping que hay pueden pernoctar. Una pena que no pudiese quedarme a admirar una noche en esas islas, estoy segura que tiene que ser muy atractivo observar el cielo desde privilegiada posición.

Pero no es la única playa que visité, la de Samil, seguramente la mas conocida, también es digna de destacar. Tiene mas de 2 km de arena para disfrute sobre todo familiar, y cuenta con los servicios básicos para quedarse todo el día con la familia o amigos. O la de Alcabre, una pequeña playa casi en el casco urbano, muy agradable.

Un listado de playas que podéis encontrar en la zona:

  • Playa del Alcabre
  • Playa Os Olmos
  • Playa A Fontaiña
  • Playa O Fechiño
  • Playa de Samil
  • Playa de O Vao
  • Playa de Mende o de Rotea
  • Playa A Punta
  • Playa do Adro o de Bouzas
  • Playa de Santa Baia
  • Playa de O Cocho das Dornas
  • Playa de Argazada
  • Playa de Foz
  • Playa de A Calzoa
  • Playa de Toralla
  • Playa de Baluarte
  • Playa de Canido
  • Playa a Sobreira
  • Playa de Fortiñon
  • Playa do Portiño
  • Playa de Nosa Señora
  • Playa de Figueras
  • Playa de Rodas

Otra de las playas mas conocidas, aunque un poquito mas alejada, y que visité de camino a Vigo, es la playa de A guarda, a unos 50 Km. Me la habían recomendado encarecidamente, ya acudí. Y realmente, me encantó. Son varias playas que están junto a la desembocadura del río Miño, y que son visitadas tanto por los españoles como los portugueses, por la cercanía con este país.

Y que mas cosas os puedo contar de mis días en Vigo… pues que tiene muchas cosas que son dignas de ver, desde el Parque de Castrelos, al Monte de A Guía, el museo del Mar de Galicia, o el MARCO (Museo de Arte Contemporáneo).

Otra cosa que me encantó, y que no puedes dejar de visitar, es la zona de la Piedra muy cercana al puerto. Unas callejuelas en las que encontrarás a vendedoras de ostras que las tienen bien frescas, y a un precio asequible. A ellas les compras la comida, y en el bar mas cercano te servirán la bebida para que tengas el servicio completo. Ni que decir tiene que tomarte unas ostras con un buen vino de la zona, fresquito es uno de los mejores placeres que puedes disfrutar en Vigo.

En cuanto a las fiestas locales, si vas en verano podrás disfrutar de las siguientes:

  • Día da Muiñeira: 7 de junio.
  • Procesión do Corpus Christi: 10 de junio.
  • San Xoán: 23 de junio.
  • Día de Galicia: 25 de julio.
  • Cristo da Victoria: 1º domingo de agosto.
  • San Roque: 16 de agosto.

Y en fin, hay tantas cosas que destacar de esta zona que tal vez otro día cuente mas cosas. Por hoy ya vale.

playa samil Vigo
Foto de Pepue