5 mercados navideños que no debes perderte

Ya sabemos que en estas fechas se nos despierta a todos el espíritu navideño y las ciudades se llenan de luces, villancicos, puestos de verdad de adornos de Navidad… ¡Todo preparado para Papa Noël y los Reyes Magos! Es también época de los típicos mercados navideños y desde aquí os voy a hablar de los 5 más conocidos que se sitúan en su mayoría en Europa del Norte y en particular en Alemania porque ya sabemos que nuestros amigos alemanes son muy aficionados a este tipo de mercados en las plazas de sus ciudades y pueblos.

1 – Vamos a empezar con probablemente uno de los más antiguos mercados navideños del mundo, ¡se celebra oficialmente desde 1434! Es el mercado de Strizelmarkt en Dresde (Alemania). Como la mayoría de estos mercados, se puede encontrar en sus decenas de puestos una amplía gama de decoraciones artesanas, productos de la gastronomía alemana y sobre todo el famosos “Stollen” (un postre tradicional hecho de una masa de levadura con pasas maceradas…). El 8 de diciembre, día oficial del Stollen, se prepara en el mercado un pastel de casi 3.500 kilos para repartirlo entre todos los clientes del mercado. En el centro del recinto se encuentra la “Erzgebirge”, una pirámide de Navidad de 14 metros a los pies de la cuál se organiza un concurso de Villancicos donde participan cantantes entusiastas de todas las edades.

Stollen de Dresde - Birgger Hope

Stollen de Dresde – (Foto de Birgger Hope)

2 – El Gendarmenmarkt es quizás el más conocido de todos lo mercados navideños de Berlín (Alemania). Escondido entre la catedral alemana y la catedral francesa en una plaza que se considera la más bonita de la ciudad, este mercado ofrece la auténtica Navidad de los artesanos. ¡Aquí el Made in China está prohibido! Todos los puestos ofrecen productos hechos a mano siguiendo métodos ancestrales, juguetes de madera, mermeladas caseras hecha en calderos de cobre, dulces típicos, puestos que ofrecen a los visitantes su particular receta de  “Glühwein” (un vino caliente con especies)…. ¡No falta a la cita ni el cochinillo asado! Una parte del mercado es cubierto para prevenir las inclemencias del tiempo y desde las 14h se puede disfrutar de una amplia programación cultural que ofrece desde cantantes de ópera, hasta corales de villancicos, acróbatas, monólogos teatrales… Todo para evitar el aburrimiento de la cinta del CD de villancicos repetido hasta la saciedad

Gendarmenmarkt - Berlín

Gendarmenmarkt – Berlín – (visitBerlín)

3- El Christkindelsmärik de Estrasburgo en Francia se ha convertido ya en uno de los mercados navideños más emblemáticos del país galo hasta tal punto que numerosas reservas hoteleras se tramitan de un año para otro. Se trata también de un mercado muy antiguo, activo desde 1570, no muy lejos de la espectacular catedral de Estrasburgo, en un precioso barrio gótico llamado “la Petite France”  y que acoge más de 300 puestos entre antiguas casas con entramados de madera. El mercado se divide en varias zonas temáticas, el Mercado de los Bredele, unas galletas especiadas alsacianas típicas que se preparan para estas fechas, el Mercado de los niños, con actividades y productos específicos para estos jóvenes visitantes o la presentación de otro país como este año Croacia que trae los productos más selectos para celebrar una verdadera navidad croata. Este mercado también es muy frecuentado por los amantes de “santons” estas figuritas que adornan los belenes en Francia y que tienen su origen en una muy antigua artesanía cuyos mejores representantes se encuentran en el sur de Francia. Estas figuras de arcilla se venden pintadas y sin pintar para todo aquel que tenga una alma de artista.

Mercado de Christkindelsmärik de Estrasburgo - Figuras para el Belén

Mercado de Christkindelsmärik de Estrasburgo – Figuras para el Belén- (Foto de dierk shaefer)

4- El Mercado de Santa Lucia (Fira de Santa Llúcia) en Barcelona merece también una mención ya que es uno de lo más antiguos mercados navideños de España y se celebra desde 1786. Barcelona se caracteriza por ofrecer unos mercados muy variados y muy apreciados por visitantes y turistas, y este mercado navideño no defraudará a nadie os lo aseguro. A lo largo de sus numerosos opuestos uno puede encontrar todo lo necesario para celebrar la Navidad, unas fiestas donde no podrán faltar ni el famoso “Caganer“, ¡probablemente la figura belenera favorita de los niños! o el Cagatio un delicioso personaje dibujado en un tronco con la característica barretina catalana, que se encarga de traer los regalos a los niños en Nochebuena. En este animado mercado se puede comprar desde figuras de madera, objetos de decoración o regalos originales como instrumentos musicales tradicionales y cada día tiene lugar una amplia programación cultural con Cuenta cuentos, corales de villancicos…etc…

Fira de Santa Llúcia en Barcelona- El Caga Tió - Andurinha

Fira de Santa Llúcia en Barcelona- El Caga Tió – (Foto de Andurinha)

5 – Terminaremos con una de las ciudades más románticas de Europa, Praga en la República Checa. Esta ciudad cuenta con dos mercados principales en la plaza de la ciudad antigua y la plaza Wenceslao y otros dos, más modestos están situados en la plaza Havel y en la plaza de la República. Estos mercados son el lugar de reunión favorito de los habitantes de Praga y de sus visitantes que se protegen del frío tomando vino caliente con especies y saboreando la inacabable oferta de salchichas que se preparan en todo el país. Recorrer los puestos de este mercados permiten conocer la rica gastronomía checa pero también ofrece la posibilidad de adquirir artesanía local como velas aromáticas, joyería labrada a mano, alfarería típica… Si además tenéis la suerte de ver Praga nevada es una estampa que no olvidaréis nunca, ¡hasta el más pragmático se volverá romántico!

Mercados de Navidad de Praga -  A.Currell

Mercados de Navidad de Praga – (Foto de A.Currell)