Menorca : un paraíso a dos pasos de casa.

Foto Rosergoula

Menorca es un destino que enamora, no conozco a nadie que haya estado allí y no tenga ganas de volver cuanto antes… A menudo se nos van los ojos detrás de las fotos del Caribe pero ¿ que os parece la que preside esto post? ¿Verdad que no tiene nada que envidiar a las imágenes que ilustran los catálogos de vacaciones en Varadero o Santo Domingo? Además se puede volar a Menorca desde la mayoría de los aeropuertos españoles y con precios a menudo muy competitivos.

Las isla rebosa de calas pero os voy a recomendar algunas que por su cercanía a Ciutadella pueden interesaros, las dimensiones de las isla os permiten dedicar tranquilamente un día a cada cala e incluso os deja tiempo para descubrir alguna por vuestra cuenta. ¡Así que a ponerse de nuevo el bañador que no vamos a la playa!

La Cala Turqueta está a menos de 10 km de Ciutadella, y ofrece unas vistas de ensueño con un playa inmaculada de arena blanca finí­sima y unas aguas tranquilas de un azul inverosí­mil. Esta rodeada de una frondosa vegetación de pinos que llega hasta el mar y se mantiene casi virgen. El lugar ideal para olvidarse del mundo…

Hacia el oeste nos encontramos con dos calas la Cala Macarella y la Cala Macarelleta. Algunos consideran la primera de ellas como la cala más bella de Menorca aunque a mí la verdad me cuesta mucho decidirme por alguna de ellas. Lo que si es cierto es que es una cala muy pintoresca con un acceso abrupto a través de caminos angostos que llegan hasta los dos aparcamientos (uno privado y el otro público) y que se parece mucho también a un rincón del Caribe con unas aguas cristalinas, arena muy blanca y una vegetación sin domar.

Otra cala deslumbrante es la Cala Mitjana, es una playa totalmente virgen en el suroeste de la isla, con una longitud de 100 m y una anchura máxima de unos 140 m de arena dorada. Es lugar de ensueño para practicar el submarinismo por sus fondos rocosos llenos de peces en unas aguas de color esmeralda.

Para los que prefieran una playa más “urbana” con una arenal más amplio os recomiendo la Cala Galdana. Tiene una forma de concha c0n una extensión media de 100 m por 140 m de anchura con unas aguas poco profundas y muy tranquilas que la convierten en el lugar ideal para disfrutar con niños. Se accede a ella muy facilmente en coche lo que simplifica también los desplazamientos familiares…

Además de todas estas playas idílicas os recomiendo también la visita de Ciutadella, antigua capital de la isla, que ofrece un sorprendente conjunto de monumentos megalíticos como taulas, talayots y navetas y un centro histórico Es Born, con unas preciosas calles medievales con numerosos palacios, iglesias, fortalezas y una imponente catedral. Sobra decir que también os recomiendo encarecidamente la degustación platos de cocina menorquina donde abundan los productos del mar unidos a gran oferta de dulces y postres.

1 opinión en “Menorca : un paraíso a dos pasos de casa.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *