Siguiendo el Túnel del amor en Ukrania.

Foto de Kickiton Mars
Foto de Kickiton Mars

A veces la cosas más corrientes pueden convertirse por caprichos de la naturaleza o del ser humano en escenarios que ofrecen un interés que nada tiene que ver con su objeto original. En el caso que no interesa hoy es la interacción casual entre la mano del hombre y el paisaje lo que ha convertido un rincón de bosque ucraniano en un lugar de cita habitual de novios de la zona y punto de peregrinaje de turistas enamorados que buscan allí la promesa de un amor eterno.

Vamos primero a lo prosaico, este “Túnel del Amor” es en realidad un recorrido de 3 kilómetros a través del bosque por el circula un pequeño ferrocarril que lleva madera a una fábrica de tableros. No es muy romántico ¿verdad? Pero allí es donde interviene la naturaleza. Como el tren efectúa este trayecto 3 veces al día los árboles no pueden crecer hacia la vía pero en primavera sus ramas se juntan por encima de la altura del tren formando un túnel natural. Entonces el tren circula perfectamente encajado entre una naturaleza de un verde intenso en primavera y verano, y en otoño, se desliza por los raíles a través de unas ramas cuyas hojas declinan todos los tonos existentes desde el marrón hasta el ámbar. ¡Ahora va quedando mejor, verdad!

Aprovechando esta ayudida de la naturaleza, las parejas se acercan hasta allí para disfrutar de este peculiar paísaje que parece salido del mundo de los elfos en alguna de las películas del Señor de los anillos“. Y aprovechando el viaje pasean cogidos de la mano porque se supone que si su amor es sincero entonces se convertirá en un sentimiento para toda la vida bajo esta bóveda natural….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *