Viajar en bici

La bicicleta es un medio de transporte cada vez más popular entre los ciudadanos de a pie y de los viajeros también sin embargo no siempre es sencillo encontrar establecimientos que permitan guardar cómodamente las bicis mientras los clientes descansan. En España, suele encontrase este tipo e facilidades en casa rurales o a lo largo del Camino de Santiago donde todo esta preparado para que peregrinos y “monturas” estén atendidos entre una etapa y otra. Existe incluso una web especializada para “bicigrinos” donde figuran todos los establecimientos preparados para estos viajeros que se desplazan con bicicleta.

Hace poco ha abierto en Japón el Hotel Cycle, especialmente pensado para todos aquellos que prefieren descubrir el mundo sobre dos ruedas. Este antiguo hangar marítimo reciclado en moderno hotel para ciclistas está situado en una bonita colina boscosa asomada a un paisaje costero que atrae a numerosos amantes de la bicicleta cerca de Hiroshima. Por ello los dueños del local decidieron renovar este antiguo almacén para dar el mejor servicio a los numerosos turistas que se acercaban a hacer excursiones con bicicleta en la zona. Todo esta previsto para mayor comodidad del ciclista, los anchos pasillos permiten llegar hasta la recepción con la propia bici y en las habitaciones, unos ganchos especiales permiten colocarlas al lado de la cama sin preocuparse en buscar un aparcamiento habilitado. Además de contar con todas las comodidades de un hotel clásico, el hotel Cycle ofrece a todos sus clientes una tienda especializada en venta de bicicletas y todos los accesorios necesarios y también cuenta con un taller de reparaciones y mantenimiento para poner a punto el medio de locomoción de sus clientes.

Por otra parte, el hotel pone a disposición de los clientes un servicio de recogida y envío de bicicletas a domicilio con el fin de facilitar también el transporte hasta la localidad para todos los turistas deportistas. Ya hemos tenido ocasión de hablar en este post de hoteles que se especializan en algún tipo de clientela, ya sea por su género, intereses tecnológicos y este es otro caso de establecimiento que decide apostar por un tipo determinado de clientela.

Así que ahora si decidimos viajar hasta Japón podremos visitarlo en tren, autobús y, porqué no?, con un bicicleta a cuesta!