viajes a las Seychelles

He decidido utilizar para el título de este post una de las frases que utiliza la propia Oficina de Turismo de las Seychelles para presentar su país, por la sencilla razón que resume perfectamente lo que significa escoger estas islas como destino de viaje.

Muchas veces asociamos las Seychelles a un único turismo de sol y playa lo que no retrata en absoluto la inmensa variedad de paisajes y actividades que se pueden llevar a cabo en estas 115 islas situadas en pleno Océano Índico. ¿Donde están Las Seychelles? Están situadas a lo largo de la Costa Este de África a unos 1.600 kilómetros de Kenya y al norte de Madagascar. Ya hemos dicho que se componían de 115 islas, muchas de ellas deshabitadas y con un tamaño muy pequeño. En este post destacaremos solo las 3 principales, Mahé, sede de la capital, Victoria, Praslin y su joya el Valle de Mai (Patrimonio Mundial de la Unesco) y para terminar, La Digue, con sus increíbles playas graníticas. Además del criollo, los dos idiomas oficiales del país son el francés y el inglés y la religión mayoritaria es el catolicismo.

Casa Colonial de las Seychelles

Casa Colonial de las Seychelles

En Mahé, la más grande y la isla principal de Seychelles (unos 25 km de norte a sur), se encuentra la capital Victoria con sus 70 000 habitantes que representan prácticamente el 90 % de la población. La isla preserva su belleza idílica con montañas de casi 1000 m y decenas de playas inolvidables : la Grande Anse, Anse Royale, Anse Soleil o si os gustan las playas más frecuentadas, Beau Vallon. Las costas de Mahé ofrecen una flora única, como el llamado árbol medusa y un gran número de orquídeas extraordinarias y también un ejemplar muy curioso de cancrejo “trepador” de palmeras el Birgus Latro . Victoria, una de la capitales más pequeñas del mundo ha logrado mantener su carácter y encanto original con bellos ejemplos de arquitectura tradicional, un pintoresco mercado y varias visitas que no deberías perderte como el Seychelles Natural History Museum, el Botanical Gardens y el centro de artesanía Codevar. Para los amantes del farniente más de 60 playas esperan a los viajeros más exigentes…

Birgus Latro o Cangrejo de cocoteros

Birgus Latro o Cangrejo de cocoteros

A la cercana Isla de Praslin, uno de los destinos más populares de Seychelles, se puede llegar directamente de Mahé (situada a 45 kilómetros) en un vuelo de 15 min o en barco en una preciosa travesía que dura 45 o 50 min. Personalmente, os recomiendo el barco lo primero, porque en vacaciones no hay que tener prisa y además ¡quizás os salude algún delfín!  Praslin cuenta con unas playas preciosas entre ellas la de Anse Lazio considerada por muchos como la playa más bella del mundo.  El Parque Nacional de Praslin, en el sur, alberga el espectacular bosque de palmeras del Valle de Mai. Andar por el es como pasearse por el paraíso de la naturaleza! Además es el lugar ideal para contemplar unos de los símbolos de la isla, el coco de mar, también llamado el “coco culo” por su forma tan característica…  Es la segunda isla más grande de las Seychelles y está dividida por una cadena de colinas accesible por la carretera que nos lleva al Valle de Mai. Posee una excelente infraestructura turística así como el único campo de golf de 18 hoyos de las Seychelles. Desde allí se pueden visitar más islas como la Digue, Chauve Souris, Curieuse o las reservas de pájaros de Cousin y Aride.

Vallée de Mai -  Patrimonio Mundial de la Unesco

Vallée de Mai – Patrimonio Mundial de la Unesco

Terminaremos nuestro tour con La Digue situada a 45 kilómetros de Mahé y 7 kilómetros de Praslin, la cuarta isla más grande de las Seychelles con unas playas graníticas de sobrecogedora belleza como la Anse Source d’Argent y sus enormes rocas de granito rosa. Esta isla es realmente la isla de la tranquilidad, casi sin carreteras, el medio de transporte ideal para conocerla es la bicicleta o el carro tirado por bueyes. ¡Lo más rápido que se puede avanzar casi es corriendo! Allí, como en casi todos los rincones de las Seychelles siempre hay un lugar para no hacer nada o, al contrario dedicarse a todos los deportes que ofrece el mar : buceo, esquí acuático, kayak, snorkel la pesca en alta mar para pescar marlin, pez vela o atún. También es la ocasión de poder observar el ave Atrapamosca Negro en la reserva Veuve Nature Reserve.

Playas de La Digue

Playas de La Digue